Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/149287
PREPARAN INFORME

Colecta de Cáritas, la mitad de las parroquias enviaron lo reunido en junio

Durante todo el mes de ju­nio bajo el lema “Compartir transforma vidas” se llevó a cabo la colecta anual de Cári­tas.

COR070719-010F04.JPG

Los referentes locales del organismo remarcaron que durante la última semana se realizaron las entregas de las parroquias. Este miércoles deberán presentar informe preliminar mientras conti­núan esperando la llegada de la totalidad de los donativos. El dinero recaudado permiti­rá, en buena media, la conti­nuidad de los programas de promoción humana en las comunidades más pobres y la generación de iniciativas para dar respuesta a nuevas situaciones de nuestro tiem­po.

Ayer en contacto con este medio, el presidente de Cá­ritas Corrientes, Eduardo Caballero, explicó que tras finalizar el mes de junio las parroquias comenzaron a entregar el dinero reunido, estimando que hasta el mo­mento la mitad realizaron la entrega. “Les damos un tiempo a las comunidades para que acerquen”, desta­có el referente. El lema de esta edición de la Colecta es “Compartir transforma vi­das”.

Hasta el momento, ade­lantaron que se reunieron $410.000 de los cuales un tercio será para Cáritas de la Arquidiócesis y un tercio para Cáritas Nacional, si bien la cifras no están cerradas y se espera que con la rendi­ción se puedan superar las cifras del año pasado.

Este año la Arquidiócesis de Corrientes está llevando asistencia a través de Cári­tas a cientos de familias que sufren las inclemencias del tiempo. Además, promueve y sostiene decenas de inicia­tivas sociales que ayudan a paliar la difícil situación eco­nómica que atraviesa el país. “El dinero, que es recaudado en las más de 50 parroquias de la Diócesis, se divide entre las parroquias Cáritas Na­cional y Cáritas Diocesana”, explicó el referente local en una entrevista con NORTE de Corrientes.

La realidad de la pobreza es muy compleja porque de­manda no sólo atender las necesidades más urgentes, que conllevan riesgo para la salud o la vida de las perso­nas, sino también trabajar para transformar algunos factores que son la causa de la propia exclusión, como el déficit de educación, las con­diciones de vida insalubres o la imposibilidad de insertar­se en el mundo laboral.

Cáritas, a la vez que brin­da alimento y abrigo en las parroquias para atender las necesidades urgentes, des­pliega en todo el país una multitud de proyectos en función de otras necesida­des muy importantes. La finalidad de los mismos es lograr la promoción de las personas con su propio es­fuerzo, a través de la inclu­sión educativa, la capacita­ción laboral, el estímulo de los emprendimientos con formación y microcréditos, por sólo nombrar algunos ejemplos. A ellos se destina el dinero de la colecta.

“La realidad es que esta­mos atravesando una fuerte crisis y la gente acude dia­riamente para pedir ayuda de todo tipo. Alimentos, remedios, son parte de las demandas cotidianas que debemos afrontar”, explicó el referente. s