Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/150522
DE ESQUINA AL PARLAMENTO EUROPEO

Una correntina lucha por los derechos de las diversas minorías en Europa

Mónica Silvana González es la prime­ra mujer eurodiputada latina. Desde el socialismo español promueve la inclusión y la no discriminación.

COR110819-018F02.JPG

Con honor y responsabili­dad promete Mónica Silvana González desempeñar su tarea en el Parlamento Eu­ropeo, donde asumió como eurodiputada hace poco más de un mes. Agrega que será “con la misma fuerza que en las anteriores ocasio­nes”, cuando fue concejal de Alcalá de Henares, diputada en la Asamblea de Madrid y secretaria de Movimientos Sociales y Diversidad de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista Obrero Español (Psoe).

Levanta la bandera de la inclusión, la diversidad y la de la garantía de los dere­chos de las minorías. Tiene 42 años y dos hijas. Se tra­ta de una correntina que se destaca en el ámbito político y social español y ahora se abre paso en el europeo.

Su infancia y adolescencia transcurrió en Esquina, dis­tante a unos 300 kilómetros de la Capital. Al terminar los estudios en el Instituto Secundario Instituto Divino Salvador comenzó la carrera de Turismo, en la Universi­dad Nacional del Nordeste (Unne). Al concluir, en 1999, partió a España para realizar una maestría en la Univer­sidad de Alcalá de Henares, ubicada al nordeste de Ma­drid, y aunque regresar for­maba parte de los planes, la crisis económica del país la persuadió para permanecer en Europa. En el 2004 ingre­só en la política local espa­ñola a través de un cargo de concejal en Alcalá, en la región de Madrid. A raíz de esa responsabilidad cono­ció luego a Pedro Sánchez, presidente del gobierno español, que en aquel tiempo era concejal por la capital española. Desde entonces ha militado a su lado. Aprovechando un receso volvió a Corrientes. Por estos días se encuentra en Esquina, disfrutando de los afectos de su tierra na­tal. NORTE de CORRIEN­TES conversó con González sobre sus inicios en la mili­tancia social y política y las expectativas de su gestión para los próximos cinco años como eurodiputada.

—¿Cómo fue su incur­sión en la política espa­ñola?

—Me fui en el 99 a hacer una especialización en la Universidad de Alcalá. Des­pués vino la crisis del 2001 en Argentina y cuando te­níamos que volver estaba muy complicado todo, en Corrientes también. Nos quedamos. Allá me invo­lucré en el cooperativismo, en gestionar proyectos para las cooperativas. El partido socialista, que siempre tuvo una mirada más inclusiva, empezó a captar personas de los movimientos sociales, y ahí me sumé.

—¿Cuáles serán los ejes de su trabajo en el Parla­mento Europeo?

—Entramos con mucha fuerza y tenemos un pro­grama muy ambicioso, de igualdad para todos los paí­ses europeos. Nuestro com­promiso es todo un paquete social. También, un seguro de desempleo para los 28 países miembro, un salario mínimo interprofesional para toda Europa, la cons­trucción de una estrategia de defensa común, son algu­nos. Pero además, el mode­lo social inclusivo. Existen orígenes diferentes, colores de piel diferentes, orienta­ciones sexuales diferentes, confesiones religiosas dife­rentes, y eso todavía no está representado en las diferen­tes instituciones de la UE.

—¿Cómo ve la situación política y social en Argen­tina?

—Primero quiero expre­sar mis respetos. Yo no vivo en el país ni milito en nin­gún partido de Argentina, pero sí tengo una ideolo­gía socialista marcada, una ideología redistributiva del ingreso muy vinculada a los derechos sociales, a la redis­tribución, pero también a la decencia de las minorías en la toma de decisiones. Aspi­ro a que Argentina tenga un cambio que le permita de­volver todos esos derechos que fueron extinguidos o mermados en estos últimos años.

En 2004 fue concejal de Alcalá, en 2007 fue diputada en la Asamblea de Madrid. Desde julio, eurodiputada.

Mónica González

Eurodiputada.

Entramos con mucha fuerza. Tenemos un programa muy ambi­cioso.