Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/150527
EN MEDIO DE LA CRISIS POLÍTICA EN ITALIA

El papa Francisco, preocupado por el auge del “soberanismo” en el mundo

El Pontífice también mostró preocu­pación por los populistas y la forma en que algunos “líderes” imponen este modo de pensar a los pueblos.

COR110819-002F02.JPG

El papa Francisco criticó el “soberanismo” por con­ducir “a guerras” y estimó que el populismo no refle­ja “la cultura popular”, en una entrevista publicada el pasado viernes en el diario “La Stampa” en medio de la crisis política desatada en Italia por el ultraderechista Matteo Salvini.

“El soberanismo es una actitud de aislamiento. Estoy preocupado porque escu­chamos discursos que se pa­recen a los de Hitler en 1934. Primero nosotros. Nosotros, nosotros, estos son pensa­mientos aterradores”, dijo el Pontífice.

Concedida días antes de la crisis de gobierno prota­gonizada por Salvini, entre los líderes europeos de la corriente soberanista junto con el húngaro Viktor Orban y la francesa Marine Le Pen, el Papa argentino intervino indirectamente en un mo­mento delicado de la política italiana.

“El soberanismo es cerra­zón”, dijo. “Un país debe ser soberano, pero no cerrado. La soberanía debe ser de­fendida, pero las relaciones con otros países y con la Co­munidad Europea también deben ser protegidas y pro­movidas. El soberanismo es una exageración que siem­pre termina mal: conduce a guerras”, agregó.

En caso de elecciones an­ticipadas en octubre en Ita­lia, como exigió Salvini tras hacer saltar por los aires la coalición gubernamental y reclamar comicios rápidos, el líder ultraderechista se perfila como el posible gran triunfador, según las en­cuestas. Interrogado sobre el populismo, el Papa, que vi­vió en carne propia los años de Domingo Perón, explicó que el populismo también “cierra a las naciones” como el soberanismo. “Al princi­pio no lograba entenderlo porque estudiando Teología profundicé el popularismo, es decir, la cultura del pue­blo: pero una cosa es que el pueblo se exprese y otra es imponerle al pueblo la acti­tud populista. El pueblo es soberano (tiene una manera de pensar, de expresarse y de sentir, de evaluar), en cambio los popu­lismos nos llevan a los soberanismos: ese sufijo, ismos, nunca hace bien”, explicó.

En la entrevista, realizada por Domenico Agasso, el Pontífice habló también sobre Europa, la Amazonia y el medioam­biente. “Europa no debe deshacerse, debemos salvar­la, tiene raíces humanas y cristianas. Una mujer como Ursula von der Leyen pue­de revivir la fuerza de los Padres Fundadores”, sostu­vo en referencia a la nueva presidenta de la Comisión Europea elegida el 2 de julio pasado.

Francisco enumeró varias catástrofes ambientales, ha­bló de la pérdida de los re­cursos del planeta y recordó un encuentro reciente con pescadores que le contaron que recogieron en los últi­mos meses seis toneladas de plástico.