Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/150620
ALTERCADO EN UN PARTIDO DE FÚTBOL BARRIAL

Un adolescente y su padre, presos por herir a un vecino

Atacaron a golpes y con un cuchillo a la víctima, quien está grave.

Tras una discusión en un partido de fútbol barrial, un hombre fue golpeado y apu­ñalado por un muchacho de 17 años, quien junto con su padre lo atacaron.

El episodio ocurrió en la ciudad de General Paz, du­rante la tarde del domingo cuando Juan Manuel Gaúna, de 30 años, había asistido a ver las disputas deportivas en una cancha ubicada en las afueras de esa localidad.

COR130819-016F01.JPG

En esas circunstancias, habría mantenido una discu­sión con Cristian Piedro, de 17 años, con quien se tomó a golpes de puño.

La pelea cesó cuando el menor de los contrincantes se vio superado y se alejó de allí.

Pero minutos después vol­vió acompañado de su padre, Hidrolino Piedro, quien le habría recriminado a Gaúna por la golpiza que le había dado al otro muchacho.

Esto derivó en un nue­vo altercado, pero esta vez ambos hombres mayores de edad intercambiaron golpes, por lo que el adolescente al ver la situación, sacó un cu­chillo que tenía escondido entre la ropa y se metió en la escaramuza.

En estas circunstancias le dio un puntazo a Gaúna, lo que le produjo una herida en el abdomen.

Herido, Juan Manuel Gaúna dejó de luchar y cayó al suelo. Los Piedro, en tanto, lo dejaron allí y abandona­ron el lugar ante la mirada de los testigos de la disputa.

Pero minutos después, la Policía fue anoticiada de esa circunstancia y fue por ello que se realizó un operativo para encontrar a los agreso­res.

Uno de ellos, el menor, es­taba en su casa y su padre en las inmediaciones.

Ambos fueron detenidos y llevados a la Comisaría local acusados de atacar en desventaja a Gaúna, quien, como resultado de la puña­lada, debió ser trasladado, primero, a un centro de salud de esa localidad.

Posteriormente, por la gra­vedad de la lesión, los gale­nos consideraron prudente derivarlo al Hospital Carmen Iglesia de Llano, de la ciudad de Corrientes, donde la víc­tima del ataque fue opera­da y permanece internada, aunque no corre riesgo de muerte.