Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/151492
PRÓFUGO DESDE ABRIL DE 2018

Detuvieron a un líder narco que trasladaba droga en ambulancias

Escapó de la Gendarmería cuando fue secuestrada en el puente Corrien­tes-Chaco una unidad de traslado, donde había 400 kg de marihuana.

COR070919-012F01.JPG

En abril de 2018, la Gen­darmería Nacional incautó una ambulancia en la que una organización narco llevaba 400 kilogramos de marihuana a Rosario. Fue en el puente interprovincial que une las provincias de Chaco y Corrientes. Ese día fueron apresados dos hom­bres y dos mujeres que “se turnaban” para simular los roles de enfermero, médico y paciente.

Pero el líder de la organi­zación, J. “Carreta” Núñez, pudo evadirse y desde en­tonces el Juzgado Federal Nº 1 de Corrientes emitió una orden de búsqueda y detención.

Las investigaciones reve­laron que el supuesto jefe narco visitaba periódica­mente a sus familiares en la Capital correntina, pero tomaba precauciones para evitar que lo detengan.

Pero la suerte se le ter­minó el miércoles pasado, cuando había ido a partici­par de un encuentro de fút­bol en un barrio periférico de la ciudad de Paso de los Libres.

Los investigadores que lo vigilaban lo tomaron por sorpresa y lo detuvieron. Ahora está detenido en una unidad de la Policía Federal Argentina y espera su tras­lado a la capital provincial para ser indagado.

Está acusado de financiar y coordinar tráfico de estu­pefacientes a Chaco y Santa Fe en un vehículo equipado como ambulancia. La camioneta ha­bía sido camuflada como una unidad de servicios médi­cos, pero no estaba registrada como tal. La dro­ga era acondicionada en las paredes laterales y el piso de la camioneta.

Uno de los integrantes de la organización oficiaba de conductor y dos mujeres rotaban en el rol de enfer­ma y asistente. De esta ma­nera simulaban traslados de emergencia a otras pro­vincias donde, finalmente, entregaban los paquetes de marihuana a las bandas que la comercializaban.

Las intervenciones te­lefónicas realizadas por la Gendarmería Nacional permitieron determinar que los integrantes de esa organización eran estables y que habrían contado ade­más con la colaboración de mecánicos y proveedores de equipos de medicina.

El procedimiento fue realizado después que la Unidad de Procedimientos Judiciales Corrientes de la Gendarmería llevó a cabo la investigación que comenzó en agosto de 2017 y deter­minó que la organización delictiva estaría acondicio­nando un vehículo para el traslado de un cargamento de estupefacientes, bajo la modalidad “envainado” en un vehículo sanitario.

Con la excusa de la urgen­cia médica, el chofer pre­tendía eludir los controles y así poder trasladar la droga a Santa Fe. El 12 de abril de 2018, al ser descubiertos, y tras la inspección de la ambulancia, los gendarmes detectaron tornillos remo­vidos en el interior de la unidad y con el apoyo de un can antinarcóticos hallaron los paquetes con la mari­huana simulados entre los elementos de atención mé­dica y debajo de la camilla. En total fueron incautados 399,977 kilogramos de esa droga.

Tiempo después, en el ba­rrio San Marcos la Policía de Corrientes incautó un vehí­culo también habría sido utilizado por la organiza­ción. Se trata de Volkswagen Bora que habría sido adqui­rido con dinero obtenido de las actividades ilícitas.