Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/151597

La caída y las amenazas

Ante las dificultades de ingresos de las familias, la entidad destacó que el programa “Ahora 12” sigue siendo una buena herramienta para morigerar la baja en el consumo.

El relevamiento privado respecto a la crisis de agosto (con el efecto posterior a las Paso) dejó en claro que se profundizó la caída de las ven­tas en el comercio minorista, en un estado que complica el desarrollo de las inversiones en el rubro.

Ayer la entidad que nuclea al sector informó que las ventas minoristas de agosto cayeron 18,6% interanual a raíz de las fuertes retracciones generalizadas en una docena de rubros.

Se trata de la undécima caída consecutiva del in­dicador que realiza la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), entidad que destacó en su informe difundido ayer que al­gunos sectores registraron fuerte contracción de actividad como Alimentos y bebidas (-15,1%), el más importante de los observa­dos ya que tiene un ponderación del 23,5% sobre el total analiza­do.

Corrientes no escapa a esa rea­lidad, aunque con un elemento clave para evitar que la crisis se lleve puesto al sector: referentes de la Apicc (entidad de base de Came), expresaron que la situa­ción sería peor si la Provincia no inyectara de manera sistemática una importante suma de dinero a través del pago a la administración pública, en las diferentes versiones (sueldo, plus y plus extraordinario).

El informe nacional revela además que otro de los segmentos afectados fueron electrodomésticos, electrónicos y celulares cuyas ventas cayeron 21,3%; farmacia, perfumería y cosmética con una retracción del 21,4%; Indumentaria que cayó -17.6%; y Calzado y marroquinería también con una baja de 22,3%

El resto de los rubros son bazar y regalos (-21,2%); Ropa y artículos deportivos (-16,5%); ferretería, ma­teriales eléctricos y para la construcción (-20,3%); joyería y relojería (21,9%); muebles, decoración y tex­tiles para el hogar (19,3%); neumáticos y repuestos de motos (-19,3%).

El comportamiento a la baja del rubro juguetes lla­mó la atención ya que en agosto se celebra el Día del Niño, una de las principales fechas de ventas par el sector, a pesar de lo cual registró una caída del 17,6% respecto a igual mes de 2018.

Came reseñó en su informe que las ventas de agos­to tuvieron “muchas dificultades, sobre todo tras las Paso, que generaron incertidumbre en el sector y pro­vocaron demoras en la entrega de mercadería, falta de precios y cancelación de pedidos”.

Las cantidades vendidas por los comercios mino­ristas cayeron 18,6% en agosto frente a igual mes del año pasado y acumulan en el año una baja de 12,5%, cuando se compara enero-agosto de 2019 con iguales meses de 2018, se destacó desde la enti­dad gremial empresaria.

Ante las dificultades de ingresos de las familias, la entidad destacó que el programa “Ahora 12” sigue siendo una buena herramienta para morigerar la baja en el con­sumo.

El informe, además, relevó que el 27,5% de los comercios espera que sus ventas aumenten en los próximos tres meses, un 47,1% que se mantengan sin cambios, y otro 25% que continúen cayendo.

En el octavo mes del año, muchos proveedores au­mentaron las planillas ajustando los valores al nuevo tipo de cambio post Paso; cancelaron ventas ante la incertidumbre económica, o plantearon operaciones de contado sin financiamiento.

Sobre cuándo creen los comercios Pymes que co­menzará la reactivación del consumo, el 37,4% piensa que será entre septiembre y diciembre, mientras que el resto lo espera a partir de 2020.

Así y todo hay que pasar la coyuntura, un amena­zante vendaval económico que asusta a los pequeños comerciantes.