Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/152458

Oficial de Policía acusó a compañera de haberle usado la tarjeta de crédito sin permiso

Una versión que circula en los pasillos de la Jefatura da cuenta de un entredicho entre una oficial y una suboficial de policía, por la cual esta última habría usado la tarjeta de crédito de su compañera sin su permiso, realizando compras que afectaron su economía familiar.

El trascendido, no desmentido ni confirmado, pero con fuerte asidero en una investigación interna, causó conmoción entre las filas, ya que se trataría de un abuso de confianza que redundó en la maniobra en cuestión  por parte de funcionarios que deberían estar al cuidado de lso bienes de los demás.

La damnificada habría realizado la denuncia en la División Delitos Complejos que se hallaría abicada a la investigación de las operaciones que la suboficial solo conocida como la Cabo Primero Karen Lorena Cardozo Amad, habría efectuado en la cuenta ajena.

Organismos policiales guardan fuerte hermetismo, ya que aún no brindaron ninguna información oficial del incidente interno.

Ambas funcionarias de la fuerza de seguridad provincial prestan servicio en la Comisaría N° 15 de esta Ciudad. La denuncia fue realizada en Delitos Complejos de la Policía, donde una Subcomisario manifiesta que una suboficial le hurtó su tarjeta de crédito del interior de su cartera y realizó varias compras.

Desde la Jefatura confirmaron la existencia de la denuncia realizada en las últimas horas por parte de una subcomisario de apellido Barrios, quien se percató de la faltante de su tarjeta de crédito, por lo cual se dirigió al Banco para poner en conocimiento de lo sucedido a las autoridades. Sin embargo, desde la entidad le manifestaron que alguien seguía realizando operaciones con dicha tarjeta.

Desde ese momento la funcionaria policial realizó una investigación por su propia cuenta. Así llegó hasta un comercio, donde le confirmaron que dos mujeres habían comprado una batería con su tarjeta de crédito.

Tras las características fisícas aportadas por el vendedor, Barrios determinó que la supuesta autora podría ser su propia compañera de trabajo, por quien ya tenía sospecha. Se trata de una suboficial de la Policía provincial.

Autoridades de la fuerza confirmaron que conforme a las declaraciones del comerciante, donde realizaron una de las operaciones, se le va a imputar a la suboficial sindicada como supuesta autora del delito. Además investigarán cámaras de seguridad de los comercios donde habría realizado compras. 

Al parecer realizaba compras en distintos comercios donde no le solicitaban una identificación y de esa manera realizaba las compras. Se presume que la suma gastada por la funcionaria denunciada rondaría los 40.000 pesos.

Allanamiento y demora

Con la denuncia asentada e intervención judicial allanaron la casa de la presunta ladrona y estafadora.
La sospechosa ha sido demorada y llevada a la comisaría Segunda de la Mujer. Trascendió el hallazgo en su casa del barrio San Antonio de mercaderías compradas con el uso de aquella tarjeta.
Vale remarcar que las operaciones las habría realizado sin que en los comercios contejaran su identidad.
El hecho estalló como un escándalo en la institución.

(Patrulla Radial)