Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/154001
MENOR MUERTO AL CAER DE EDIFICIO DE MORENO AL 1700

Querella evalúa acusar a los padres de un amigo de Octavio

“Alguien tiene que hacer­se cargo”. Con esa frase, el abogado Guillermo Esca­lante abría una nueva arista en el caso Octavio Ortmann.

COR291119-013F01.JPG

El representante de la familia del adolescen­te muerto a principios de mes al caer de un edificio de la calle Moreno al 1700, sostuvo ayer que si bien los elementos probatorios desestimaron el homicidio y la principal hipótesis es la muerte accidental, cabe la posibilidad de endilgar responsabilidad penal a los padres de uno de los amigos de la víctima, propietarios del departamento, en cuyo balcón Ortmann habría quedado encerrado bajo un estado de euforia producido por la ingesta de bebidas al­cohólicas.

“Hay una evidente falta de cuidado de los padres con la presencia de meno­res en un lugar, ingiriendo alcohol y sin control”, afir­mó ayer Escalante en decla­raciones radiales.

El querellante dejó entre­ver que una vez que se in­corporen otras probanzas, podría impulsar una impu­tación contra la propietaria del inmueble, una recono­cida médica y madre de uno de los tres varones que se encontraban con Octavio en el lugar, en compañía de tres niñas de 13 años.

“Estamos analizando cada una de las diligencias, de las pruebas, y práctica­mente estamos culminan­do, sólo faltarían las prue­bas de los peritos crimina­lísticos del Poder Judicial, que nos van a decir cómo cayó Octavio”, detalló el le­trado.

Anteayer, la jueza del caso -Josefina González Cabañas- había informado que los resultados de la au­topsia determinaron que la víctima murió a causa de los golpes ocasionados por la caída y que al momento del hecho se encontraba ebrio.

“Tenía 0,96 g/ml de al­cohol en sangre, lo que le causó un estado de euforia”, precisó la magistrada. Ade­más detalló que no existen personas imputadas y que el estudio forense tampoco detectó lesiones de otra ín­dole, aparte de las fracturas de cráneo y de una de las manos, provocadas por el impacto contra la vereda. s

El abogado Guillermo Escalante afir­mó que hay indicios de ausencia de vigilancia. Empero fue cauto y dijo que esperarán a sumar pruebas.

“Sin control”

“Es difícil decir quién es el responsable ante esta muer­te, pero sí, los hay. Hay una evidente falta de cuidado de los padres con la presencia de menores en un lugar, ingiriendo alcohol y sin control”, opinó el abogado Gui­llermo Escalante, representante de la familia de Octavio Ortmann. “No podemos deliberadamente decir fue tal o cual persona, hay que determinar la responsabilidad, pero alguien tiene que hacerse cargo”.

La puerta del balcón no abre desde afuera

Las evidencias recolectadas por la pes­quisa han dejado en claro que Octavio Ortmann estaba solo en el momento de la caída. No obstante, el testimonio del poli­cía que ingresó al departamento luego del hecho acreditó que la puerta del balcón se encontraba cerrada. Incluso, la jueza González Cabañas al dar a conocer los re­sultados de la autopsia sostuvo que “es de las que se traban y del lado de afuera no se puede abrir”.

El detalle no es menor y abre dudas respecto a qué sucedió en los minutos previos al hecho. Una de las hipótesis es que entre Octavio y una de las menores hubo un exabrupto que las incomodó, lo que motivó su retiro acompañadas por los otros varones. Sin embargo, los menores al declarar respecto a este punto se mos­traron dubitativos