Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/154048
CRISIS Y CONTRABANDO EN CORRIENTES

Incautaron 15.000 paquetes de cigarrillos en lo que va del año

Son los datos preliminares de los operativos realizados por la Gen­darmería. Un juez alerta sobre el daño que causa el contrabando

El incremento del precio de los cigarrillos fabricados en el país y la caída de las ventas de los mismos son aprovechados por las orga­nizaciones de contrabando que ingresan al país esos productos desde el exterior evadiendo los controles aduaneros.

Es por ello que subsisten las actividades de contra­bando de productos deri­vados del tabaco que en­tran de contrabando desde el Paraguay.

Parte de estas cargas es incautada por las fuer­zas de seguridad en zonas fronterizas.

Según los índices ex­traoficiales de procedi­mientos realizados por la Gendarmería Nacional en lo que va del año, se incau­taron en Corrientes 15.009 paquetes de cigarrillos de contrabando.

La mayoría de éstos fue­ron secuestrados en la Ruta Nacional 14, donde el Es­cuadrón 7 de Paso de los Li­bres halló 520.601 atados, la mayoría en encomiendas que eran enviadas por me­dio de empresas de logísti­ca interprovincial.

Mientras que en Ituzain­gó se incautaron 140.118 paquetes, en la capital co­rrentina 14.175, y en la zona Norte, cerca de la ciudad de Santo Tomé, 75.671 atados.

Estos productos son in­cautados porque al ingre­sarlos al país se evaden im­puestos aduaneros. Es que las bandas compran ciga­rrillos en grandes cantida­des en el Paraguay, donde existe un gran desarrollo industrial de este rubro y donde el precio de compra es considerablemente me­nor en relación a los que se producen en Argentina.

Estas cargas de tabaco son transportadas a tra­vés del río a las provincias fronterizas, donde son distribuidas en kioscos y centros comerciales, pero también enviadas a los grandes centros poblados ocultas en enco­miendas o en vehículos de gran porte.

También son intercep­tadas en controles viales emplazados en las rutas nacionales y en operativos preventivos en los pobla­dos.

La cantidad de cigarri­llos incautados durante el año es considerablemen­te menor a los registrados en 2018, cuando la misma fuerza había informado sobre la incautación de 611.798 atados.

Ese año se informó un incremento respecto de 2017 -año en que registra­ron 328.090 paquetes in­cautados- que era superior a los 28.860 atados secues­trados en 2016.s

.