Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/154053
ES LA COMPETIDORA QUE INCOMODA A MASSALIN

Goya busca otra tabacalera, invitaron a Sarandí al encuentro de cigarros y puros

Osella se reunió con el gober­nador. Buscan reactivar la planta.

COR011219-009F01.JPG

El 19 de noviembre pasado, la fábrica de cigarrillos Massalin Particulares bajó sus persianas definitiva­mente en Goya.

Tras comunicarles la noticia a los más de 200 empleados, comenzaron las negociaciones con los operarios para el pago de las indemni­zaciones.

Ese mismo día ya estuvo depositado el resarcimiento econó­mico en las cuentas sueldo de los trabaja­dores despedidos, lo correspondiente por ley. Luego se pac­tó un 40% más de indemnización. La empresa avanzó con los acuerdos, aun bajo los plazos de la conciliación.

Transcurrieron 12 días del cierre definitivo de la fá­brica de cigarrillos Massalin Particulares en Goya, lo que dejó a más de 200 emplea­dos sin sus fuentes labo­rales. Es por ello que tanto desde la Provincia como del Municipio están bus­cando alternativas viables para avanzar con inversio­nes en el sector industrial y así recuperar la mano de obra calificada con la que contaba la planta tabacale­ra de Goya. En por ello que esta semana el intendente Ignacio Osella se reunió con el gobernador Gustavo Valdés, luego de su regreso de Europa, para analizar la situación y “ver la manera de reemplazar esa mano de obra que quedó desocupa­da”, manifestó Osella. Sin medias tintas, el jefe comu­nal confirmó que invitó a Sarandí para participar del Encuentro Nacional de Ci­garros y Puros que todos los años se hace en Goya.

En cuanto a las posibili­dades de que la Tabacalera Sarandí se instale en Goya aclaró: “Hay que conversar, esto no es una cuestión sen­cilla. No hay que ser ansio­sos en esto. El Gobernador tiene pensado juntarse con la gente de Sarandí, como ya lo hizo antes, y analiza­rán la cuestión. Nosotros lo estamos invitando al propietario de la empresa para el Encuentro Nacional de Cigarros y Puros que se hará el 13 y 14 de diciembre. Empezamos una tarea que no es una cuestión sencilla. No quiero generar expecta­tivas”.

Este año se cumple la decimosegunda edición del Encuentro Nacional de Armadores de Puros y Ci­garros que convoca a un puñado de expertos en la elaboración de cigarros. El evento se realizará en el Club de Emprendedores de la segunda ciudad de la pro­vincia, teniendo en cuenta que Goya se caracteriza por el cultivo de tabaco. En cada edición se busca perfeccio­nar el trabajo final, en lo que es la elaboración de un cigarro por excelencia en la zona.

El intendente Francisco Ignacio Osella afirmó que junto al gobernador Gusta­vo Valdés están trabajando en la búsqueda de inversio­nes para reactivar el sector industrial y recuperar la mayor cantidad de puestos de trabajo perdidos tras el cierre de la fábrica de Mas­salin. No obstante, expre­só que no se deben crear expectativas y se debe “ser serio en esto”. “Nosotros tenemos que trabajar en las distintas alternativas y en eso estamos junto a la Pro­vincia”, aclaró. Y aseguró que el Gobernador realiza distintas gestiones y “una de ellas es seguir las conver­saciones con la Tabacalera Sarandí”.

DEMANDA

Con respecto al supuesto inicio de una demanda por parte de la Tabacalera Sa­randí a su persona, el jefe comunal goyano señaló: “No sé de dónde salió esa información, tampoco me interesa mucho. No lo co­nozco al dueño de Sarandí. Nosotros dijimos la verdad respecto de este tema, nada más que eso”.

También dijo desconocer qué podría pasar con los inmensos edificios de Mas­salin o el conocido campo de deportes, y recordó que, en su época, la empresa Nobleza donó a la Provin­cia sus galpones, pero acla­ró: “No fue lo mismo lo de Nobleza Piccardo que lo de Massalin. Veremos qué pasa, hoy no tengo respues­ta para eso”.

El intendente Osella reco­noció que el retiro de Mas­salin “sorprendió a todos” y dijo que “la decisión de aho­ra fue abrupta. Esto de man­dar a gente de seguridad de Buenos Aires y cerrar com­pletamente la planta fueron cosas muy extrañas pensan­do tal vez que iba a haber algún tipo de reacción vio­lenta que, gracias a Dios, no ocurrió”, finalizó. s