Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/154063

Cambios culturales en las ventas

Los empresarios del sector comercio mejoraron las expectativas: para los próximos tres meses: el 50,9% espera un aumento anual en sus ventas, mientras que el 36,2% espera que se mantengan sin cambios, y 12,9% que sigan cayendo.

En los últimos días de la gestión Macri, los indicadores económicos mantienen la constante de casi la mitad de la gestión: las ventas minoristas pymes cayeron en noviembre un 7,1 por ciento, respecto al mismo mes del año pasado, según un informe elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).

De esta manera, se acumula en el año una baja de 12,3 por ciento, cuando se compara enero-noviembre de 2019 con iguales meses de 2018.

Pero más allá de esta realidad, el informe revela que de a poco se van modificando algunas costumbres comerciales, y la venta a través de dispositivos electrónicos va cobrando fuerza.

Según precisó la Came, en la modalidad online las ventas crecieron 2,1% anual, pero en locales físicos cayeron 8,4%.

“A pesar de la caída, mejoraron las expectativas y el 51% de los comercios espera que aumenten en los próximos tres meses. Se espera buena venta de fin de año”, indicó la Confederación.

El informe se hizo con base en 1.100 comercios de todo el país, relevados entre el miércoles 27 y el sábado 30 de noviembre, por un equipo de 27 encuestadores localizados en todas las capitales del país, Gran Buenos Aires y Capital Federal incluidas.

En el caso de la venta por internet, crecieron 8 de los 12 sectores relevados en la comparación anual y, si bien el peso de ese sector en la venta total aún es baja, sigue acrecentándose el desplazamiento hacia esos canales de consumo.

A pesar del resultado negativo, los empresarios del sector comercio mejoraron las expectativas: para los próximos tres meses: el 50,9% espera un aumento anual en sus ventas, mientras que el 36,2% espera que se mantengan sin cambios, y 12,9% que sigan cayendo.

Un dato del mes fueron las mayores consultas luego del cepo, ya que las restricciones para comprar dólares estarían alentando solo levemente las ventas.

De los empresarios consultados, el 10,2% sostiene que con el cepo duro se están moviendo más sus ventas, el 14,1% afirma que se notaron más consultas, aunque se vende lo mismo, y el resto (75,7%) asevera que se vende igual cantidad.

En la comparación mensual, sin desestacionalizar, las ventas en noviembre cayeron 18,7%, que se explica porque la actividad ese mes suele ser menor, además de tener un día menos.

Entre los rubros con más descenso aparecen Neumáticos y repuestos de autos y motos, con un 15,8 por ciento; Ropa y artículos deportivos y de recreación 12,2 por ciento; Electrodomésticos, Electrónicos, Computación y celulares, 12,1%; Farmacias, perfumería y cosmética, 12%; Ferretería, materiales eléctricos y para la construcción 11,3%; Bazar y Regalos 9,7%; Juguetería y Artículos escolares 9,5%; Calzado y Marroquinería, 9,3%.

Entre las ventas online, la situación fue bastante diferente, ya que Indumentaria tuvo el mayor ascenso en las ventas de noviembre con un 15 por ciento, mientras que Farmacias, perfumería y cosmética le siguió con un 10 por ciento, y detrás se ubicó Neumáticos y repuestos de autos y motos, con 9,5 por ciento.

Es esa la explicación de la permanente oferta por vía de internet de productos, al tiempo de fomentar campañas y jornadas de compra y venta a través de denominaciones particulares. El comercio busca sostenerse a través en medio de la crisis, una instancia de la que la coyuntura afectó a gran parte de los establecimientos en los últimos años.