Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/154075
OPERATIVO DEL RENATRE EN ITUZAINGÓ

Víctimas de trata comían con envases de agroquímicos

Carecían de utensilios de cocina y estaban mal alimentados.

COR021219-016F02.JPG

Adolescentes y niños, como también trabajadores golondrina que habían sido llevados a un emprendimiento forestal de la ciudad de Ituzaingó reutilizaban envases plásticos que habían contenido agroquímicos para tomar agua y preparar sus alimentos. Es que el empresario que los había llevado a ese lugar evitó proveerles de utensilios de cocina y enseres para preparar alimentos, pero tampoco de un lugar para higienizarse. Los alimentos les eran descontados de sus haberes. Es por ello que ahora el empresario posadeño identificado como R.A.R. fue denunciado ante la Justicia Federal por el delito de trata de personas con fines de explotación laboral. Los hechos se sucedieron en los establecimientos denominados Estancia Santa Elena y Estancia Santa Rosa, ubicados en la localidad de Paraje Galarza. Hasta allí fueron los inspectores del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores, y “durante la fiscalización se relevó un total de 47 trabajadores, de los cuales ninguno estaba registrado, 5 eran menores de 16 años, lo que constituye trabajo infantil, y se detectaron dos casos de trabajo adolescente no protegido. Además, encontramos condiciones infrahumanas, de trabajo esclavo, lo que representaba un peligro para la salud física de los trabajadores”, sostuvo el presidente del Registro, Ramón Ayala.

También se denunció la falta de provisión de comida y de agua potable, así como la ausencia de elementos de seguridad para el trabajo. A raíz de las declaraciones de las víctimas -provenientes de la Provincia de Misiones- se determinó que estaban obligados a trabajar 10 horas por día, de lunes a lunes sin días de descanso, se les cobraba la ración de comida y no tenían agua potable.