Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/100521
A MEDIO SIGLO DE SU FALLECIMIENTO

Homenaje al visionario Juan Romero

Marcó su tiem­po y definió un camino. Ayer le rindieron tri­buto.

Hacendado, comerciante, empresario periodístico, di­rigente político, cuando la muerte apagó trágicamente la vida de don Juan Romero, aquel 1 de julio de 1966, ha­cía ya bastante tiempo que el sacrificado hijo de inmigran­tes siriolibaneses que pobla­ron la zona de San Luis del Palmar se había convertido en un conspicuo vecino de su comunidad y su nombre había trascendido los límites del pago chico para instalar­se en la Capital. Su denuedo personal, el espíritu em­prendedor que lo animaba y la capacidad de aglutinar voluntades empujando la realización colectiva a través del trabajo, lo convertían en un hombre de acción. Era un realizador. Un visionario que marcó su tiempo y defi­nió un camino. Así lo recor­daron ayer en el monolito que perpetúa su memoria.

El acto, organizado por la Comisión Permanente de Homenaje, se llevó a cabo en horas de la tarde, recor­dando el horario en que se produjo el accidente vial en el que perdió la vida. Estu­vieron presentes familiares (varias generaciones de Ro­mero Feris), amigos, vecinos de la localidad y ex correli­gionarios. Tras la ofrenda floral que estuvo a cargo del ex diputado provincial Emi­lio Navarro y del escribano Hugo Efrén Aquino, presi­dente y secretario respec­tivamente de la Comisión Permanente de Homenaje, se escuchó una emotiva in­vocación religiosa a cargo del cura párroco Epifanio Barrios; posteriormente se dirigió a los presentes la se­ñora Elena Kruzoleg, quien se encuentra temporaria­mente a cargo del Museo Histórico de San Luis del Palmar.

El ex diputado provincial y dilecto amigo del ex gober­nador Raúl Rolando “Tato” Romero Feris, uno de los hi­jos de don Juan Romero, tra­zó una semblanza de aquel vecino sanluiseño, empre­sario, político que cambió su tiempo y su entorno. Tam­bién estuvieron en la cere­monia José Antonio, Carlos, Lidia, Maribel Romero Fe­ris y sus hijos; asistieron la senadora provincial Nora Nazar de Romero Feris y el presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Cassani, entre otros dirigentes de distintas extracciones parti­darias.

Empezó como muchos vecinos, hombres de cam­po, trabajadores y curtidos, duchos en la fatiga desde el alba. Crió y educó ejemplar­mente a sus hijos que siguie­ron sus pasos y, en algunos casos, alcanzaron la proyec­ción que él aspiraba en la política como herramienta de bien común. Aquel hom­bre que caminó como uno más las calles de su San Luis del Palmar, escuchando a los vecinos, comprendiendo sus inquietudes y necesidades, proponiendo el desarrollo y generando emprendimien­tos dejó un legado que hoy, medio siglo después, cons­tituyen un ejemplo de gran valor. Con éstas y otras con­sideraciones lo recordaron en el acto. El cierre estuvo a cargo del señor José Go­mel, ex directivo bancario y también dirigente de los jubilados, que con su pluma y la palabra rindió tribu­to a don Juan Romero, un visionario.s