Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/112732
Rigen nuevos precios de los combustibles

En Corrientes, el litro de nafta super cuesta casi $6 más que en enero de 2016

Con el nuevo ajuste, para llenar el tanque se necesitan más de 1.200 pesos. en un año acumuló 39 por ciento de incrementos.

Desde la hora 0 de hoy el precio de los combustibles experimenta un incremento del 8 por ciento. Se trata del primero de cuatro ajustes que habrá en el valor de las naftas y el gasoil durante el año. Corrientes continúa liderado el ranking de provincias con el combustible más caro del país. Los nuevos valores superan los 21 pesos por litro en todas las estaciones de servicios locales y ahora se necesitan 1.200 pesos para llenar el tanque. Con las variaciones de costo, la petrolera de bandera oficial YPF modificó el precio de la Infinia de $21,44 a $23,15; la nafta super, de $19,58 a $21,14. Respecto a la empresa Shell, los costos de la super pasaron de $20,59 a $22,23 y la Big-Power de $22,59 a $24,40 el litro de nafta. El año pasado, los combustibles registraron tres aumentos concentrados en el primer trimestre (en enero, marzo y abril) que sumaron un 31% acumulado, y las empresas petroleras esperaban terminar el año con una recomposición del 39%, que finalmente no se dio en 2016 pero sí en la primera quincena de 2017. La nueva suba, que fue anunciada a fines del año pasado se esperaba que se concrete este fin de semana, tal la modalidad de los últimos cambios de pizarra, pero las compañías prefirieron esperar que el presidente de la Nación, Mauricio Macri, anuncie un convenio de productividad junto con los sindicatos petroleros para la disminución de costos en la operación y explotación del yacimiento de Vaca Muerta. El año pasado también comenzó con un fuerte aumento de los precios de combustibles en todo el país. En aquella oportunidad, en Corrientes, el costo de la nafta super de YPF pasó de $15,13 a $15,99 y la nafta Infinia, de $16,39 a $17,37. Comparando con los valores actuales, la primera subió $5,85 y la segunda $5,78 de un año a otro. Mientras que para algunos expendedores la suba representa una mejora de los índices de rentabilidad, para otro provocará una caída considerable de la demanda que pondrá en serios riesgos a las estaciones con menor caudal de ventas. El titular de la Cámara de Estaciones de Servicios y Empresarios del Combustible de Corrientes (Cescor), Jorge Sanabria, indicó que las ventas de combustibles durante el 2016 cayeron entre un 6% y 7% en comparación a 2015. Ante este nuevo aumento, estimó que “la gente, al principio cargará menos, hasta que se acomoden los precios. Todo aumento significa una caída de ventas”, subrayó. s