Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/114408

La Justicia ordenó exhumar el cuerpo del niño muerto en Goya por falta de respirador en el hospital

Una orden judicial conocida hoy ordena que se hagan nuevos estudios en el cadáver del niño Nazareno, según informó su madre Natalia Fernández Juárez Almaráz.

hospital de goya.JPG

La exhumación del cuerpecito se cumplirá el próximo lunes en Goya, y será para realizar nuevos estudios tanatológicos.

La madre comunicó además que el Juzgado de Instrucción Nro. 2 llevará adelante la causa,  y que ante  preguntas de la gente sobre porqué no hizo la denuncia penal antes respondió:  Si otra familia (una de las tantas) que tambien sufrió una muerte injusta en el hospital denuncio al otro dia?. Es verdad... Pero esta familia tuvo unos dias para hacerse a la idea de que su hijo se moria... YO TUVE SOLO 35 MINUTOS!

 

Nota de Norte de Corrientes: Nazareno murió esperando traslado, en vez de remediarlo atacan a la mamá

Nazareno murió esperando que la ambulancia llegara para poder respirar”, escribió su mamá, Natalia Juárez Almaraz, en una desgarradora carta titulada “Goya me duele” que colgó en su cuenta de Facebook y que circuló con tanta profusión, amplificando el drama humano, que empujó a la dirigencia política, entre ellos unos cuantos funcionarios del Gobierno provincial, a una ignominia todavía mayor que la indiferencia ante la muerte de un chiquito de 6 años ahogándose en la deficiencia del sistema sanitario. Dirigentes y sus operadores en las redes sociales salieron a cuestionar a la madre endilgándole una intencionalidad política, como si la pérdida de un hijo se pudiera compensar con una operación de prensa. Miserables. El escándalo comenzó a ventilarse a principio de semana cuando la mamá, que es docente y tiene otros dos hijos, hizo pública la carta contando lo que pasó con Nazareno a principio de diciembre, cuando falleció en el hospital Zonal de Goya, “Camilo Muniagurria”. Apenas se expandió el mensaje se inició el operativo en contra, intentaron emparentarla con la gestión peronista del Municipio local; hasta el ministro de Salud Pública, Ricardo Cardozo, se plegó a la embestida mediática y obligó a la señora a una aclaración a través de las redes sociales. Ayer, en medio del contrapunto, el hospital goyano emitió un comunicado intentando deslindar responsabilidades. A todo esto, el ministro Cardozo, en lugar de solidarizarse con una madre doliente, no encontró mejor manera de opinar sobre el asunto que manifestando su adhesión a la publicación de un medio partidario que colgó en su página web: “Las patas de la mentira. Goya. Otra vez el relato kirchnerista hace política con la desgracia”. El funcionario amplificó ese mensaje a través de su Facebook, plasmando la insensatez de la política que se nutre de la desgracia. “No quería publicar nada, pero debido a todas las estupideces que se están diciendo de mí, mis hijos y mi familia, me veo obligada a hacerlo”, dijo en una nueva aparición ayer a la tarde Natalia Juárez Almaraz, quien se manifestó prescindente de todo alineamiento político y volvió a ratificar que su único objetivo es lograr “que el hospital público de Goya funcione como tiene que ser”. Según contó en su primera carta, Nazareno falleció el 7 de diciembre a las 3 a.m. Luego de agonizar unas horas tuvo un paro cardiorrespiratorio como consecuencia de una neumonía (viral) que lo devastó en casi seis horas, esto agravado por una falla medular que le consumió los glóbulos blancos. Todo este cuadro causó una septicemia general que requería un tratamiento de terapia intensiva con respirador artificial adecuado. El chico fue derivado a Corrientes, pero el traslado nunca se hizo, murió antes de que la ambulancia estuviera disponible. La madre no se queja de los médicos, dice que hicieron lo posible con nada. Por eso su crítica apunta a la precariedad del sistema sanitario: “En Goya tenemos una hermosa fuente, plaza con cargadores de celulares y agua caliente, pero ni un solo respirador artificial en toda la ciudad; unidades nuevas para las ambulancias, pero sin choferes y hasta en ocasiones sin nafta”, escribió en su carta. Los operadores del oficialismo no toleraron la crítica y le saltaron a la yugular acusándola de kirchnerista, hasta el ministro de Salud se plegó. Ayer las autoridades del hospital rompieron el silencio para afirmar que tienen suficientes respiradores. Sin embargo, Nazareno está muerto. Se le escapó la vida esperando una ambulancia.