Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/114421
VIOLENCIA EN EL CLÁSICO CORRENTINO

El error en el dispositivo de seguridad que de milagro no terminó en tragedia

El jefe del operativo justificó la gres­ca diciendo que “hubo confusión” en el ingreso al estadio por parte de los hinchas de Mandiyú.

El error en el dispositivo de la Policía de Corrientes pudo haber terminado en tragedia el miércoles por la noche cuando hinchas de Mandiyú y Boca Unidos se enfrentaron en una batalla campal. Dos simpatizan­tes del Algodonero fueron asistidos en el Hospital Es­cuela, y uno de ellos sigue internado, teniendo com­prometido un ojo.

El día después obligó al jefe del Operaciones de la Policía a dar explicaciones. El comisario Mayor Jorge De Cándido justificó el epi­sodio señalando que “hubo confusión” acerca del ingre­so al estadio de Boca Uni­dos, por parte del público algodonero.

01 tapa arriba.jpg

Sin embargo, en el pri­mer encuentro de la Copa Amistad, que Ferroviario le ganó a Mandiyú por 2 a 0, había cerca de 350 personas aguardando por el clásico correntino, que se debía jugar posteriormente. El in­greso de la parcialidad fue por calle Verona donde se ubicó un colectivo para la venta de las entradas.

De Cándido en declara­ciones a Radio Sudame­ricana explicó que “un contingente de hinchas de Mandiyú, cercano a 300 a 400 personas ubicados en la plaza Mercosur fueron escoltados por la Policía y se los trasladó por calle Milán. Sin embargo, parece que había confusión sobre la calle de acceso, y un gru­po confundido tomó la calle Trento y se encontró con la gente de Boca Unidos.

La Policía quedó en el medio de los enfrentamien­tos que no fue cuerpo a cuerpo, pero sí se arrojaron todo tipo de objetos con­tundentes”.

En principio agrega el co­misario mayor fueron afec­tados para el dispositivo de seguridad 35 efectivos y tras la batahola se destinó “dos grupos de intervención que alcanzó entre 50 a 55 per­sonas”. Según los trascen­didos, y que corrobora el presidente del club Mandi­yú, Juan Ignacio Igarzábal, hubo cerca de mil hinchas en el estadio aurirrojo.

En ese sentido, apuntó el dirigente algodonero que “se subestimó la importan­cia del partido. Creo que no esperaban tanta gente. Si Mandiyú iba a la popular debía ingresar por la Ruta nacional 12 y no por el ba­rrio. Se equivocaron, hubo un error en el operativo”. Y agrega sobre el incidente que “no fue una tragedia de casualidad”.

Las dimensiones del Complejo Leoncio Benítez y los tres accesos que posee por calle Trento, calle Pasa­je Verona y la Ruta nacional 12, que el error del disposi­tivo llevó al enfrentamiento de las dos facciones, que históricamente libran una rivalidad en el fútbol co­rrentino.

Por último el presidente de Boca Unidos, Alfredo Schweizer, esquivó profun­dizar sobre las falencias de la seguridad, y señaló que reclamarán por los daños en el estadio. Un molinete, la puerta del acceso 3 y ba­ños químicos (alquilados), el saldo de la gresca. s

Desacierto en el proceder

De Cándido, el en­cargado de la seguridad deportiva en los esta­dios trató de justificar la poca cantidad de policías para el trian­gular amistoso, que te­nía como plato fuerte el clásico correntino, asegurando que “en los encuentros anteriores con Ferroviario, Man­diyú había llevado poco público en el Huracán Corrientes”. Con lo cual se subestimó la concu­rrencia de gente.

En la Liga Correnti­na de Fútbol, y en can­chas en “condiciones pésimas”, se tienen en cuenta los accesos y las distancias para el arribo de las dos parcialidades; llama la atención que se tomara la ruta por calle Milán, cuando lo más prudente hubiese sido transitar los hinchas de Mandiyú por Ruta Nº 12. s

  

Jorge   de Cándido   A cargo de la seguridad

"Hubo confusiones sobre el punto de acceso y ahí se produjo el enfrenta­miento".