Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/114438
Elecciones a presidente

Ecuador: cerró la campaña más atípica de los últimos años

El oficialista Lenín Moreno es el favorito, pero no alcanzaría a evitar la segunda vuelta. Se complica el panorama para el mandatario Correa.

Los cuatro principales candidatos a suceder al socialista Rafael Correa en Ecuador cerraban anoche la campaña electoral más atípica de los últimos años: es la más insípida, la que tiene más indecisos y la que prevé resultados más ajustados.

A tres días de que los ecuatorianos vayan a las urnas, el oficialista Lenín Moreno, el mejor valorado en los sondeos, con alrededor del 32% (según la consultora Cedatos), lideraba una caravana que terminaba con un mitin en un conocido centro de enseñanza en Guayaquil (suroeste), capital económica y la ciudad con mayor población del país andino. También en esta ciudad portuaria, el ex banquero conservador Guillermo Lasso (segundo, con 21,5%) daba una rueda de prensa con medios internacionales y un acto en el Centro de Convenciones Simón Bolívar, mientras que la ex diputada derechista Cynthia Viteri (tercera, con 14%) ofrecía una rueda de prensa en un lujoso hotel y terminaba la jornada con una larga caravana.

El ex militar de centroizquierda Paco Moncayo (cuarto, con 7,7%) cerraba con un recorrido y un mitin en un barrio al norte de la capital. Para ganar en primera vuelta en las elecciones de Ecuador -a las que Correa, en el poder desde 2007, declinó presentarse-, el candidato más votado necesita el 40% de los votos (descontados los blancos y los nulos) y una diferencia de 10 puntos respecto al segundo candidato.

Acostumbrado a ganar con holgura prácticamente todos los procesos electorales, el correísmo llega a los comicios de este domingo lastrado por la crisis económica, el descontento de las clases medias tras el fin de la bonanza petrolera y el desgaste por tantos años de enfrentamiento de Correa con varios sectores, como los indígenas, los ambientalistas y los medios de comunicación.

COR170217-019F01.JPG

Según los sondeos, el ex vicepresidente Moreno estaría perdiendo en intención de voto en las últimas semanas y hay muchas probabilidades de que tenga que ir a segunda vuelta, una opción que le complica mucho el panorama. Pese a que los siete candidatos tenían el escenario más propicio para derrotar al correísmo y darle otro golpe a la izquierda latinoamericana, analistas aseguran que ha sido la campaña más errática y desabrida de los últimos años.s