Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/117226
Hundimiento del pavimento sobre el arroyo limita

Cuando mejore el clima evaluarán las obras a realizar en la avenida Romero

Ante el nuevo socavón unos 400 metros esta vía de acceso a la costanera Sur quedó inhabilitada para el tránsito vehicular.

En los últimos días volvió a desmoronarse parte de la avenida Jorge Romero, esta vez en la intersección con la avenida Elías Abad que une a los barrios con la costanera. La Municipalidad de Corrientes cercó ayer el lugar para evitar el acceso a pie y la circulación en vehículos por el lugar y evaluar de esa forma los próximos trabajos a realizar.

El secretario de Infraestructura del Municipio, Daniel Flores, comentó a NORTE de Corrientes, respecto de las obras que deberán proyectarse en la avenida Jorge Romero, que una vez que deje de llover y mejore el clima podrán evaluar los daños y los trabajos que tendrán que realizarse. Además mencionó que son varias las empresas constructoras con las que está trabajando el Municipio y que aún no se sabe cuánto demandará la obra en la zona donde se socavó el pavimento.

El funcionario admitió con respecto al socavón que se produjo en diciembre en las intersecciones de la avenida Jorge Romero y Costanera continúan las obras por al menos dos meses más. “Las obras del primer socavón están en plena ejecución y aún restan por lo menos dos meses más para finalizar las obras”, resaltó Daniel Flores.

A lo que agregó: “Creemos que este nuevo socavón va a demorar meses en arreglarse pero por ahora se decidió cercar todo el lugar por lo que son unos 400 metros que están totalmente inhabilitados el pase no sólo con vehículos sino también a pie”. En la jornada del miércoles en la intersección de Madariaga se produjo un nuevo hundimiento del pavimento, construido hace menos de cuatro años por el Gobierno de la Provincia. Hace dos días ese sector está cerrado al tránsito vehicular y piden alta precaución para peatones que circulen por el mismo.

Ante los nuevos socavamientos que se generaron, la Municipalidad se encuentra evaluando nuevas alternativas financieras para ampliar la reconstrucción del pluvial subterráneo, para brindar soluciones definitivas a la problemática. Las nuevas fallas estructurales del caño de chapa abarcan las intersecciones de la avenida con las calles Madariaga, Suipacha y Elías Abad. En un tramo de 400 metros, desde el Pasaje Morgan hasta Elías Abad, el desagüe sigue siendo de chapa galvanizada. Además de ser un material inadecuado para un ducto por el que drenan 25 barrios del sureste se hicieron conexiones clandestinas que agravaron aún más la situación. s

COR210417-007F02.JPG