Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/118393
MÁs de 22 heridos en Times Square

Nueva York: un auto arrolló a multitud y dejó un muerto

El vehículo que era conducido a alta velocidad por un joven de 26 años, impactó a los peatones que transitaban por una vereda.

Un automóvil embistió ayer jueves durante tres cuadras y media a una veintena de peatones en Times Square de Nueva York, uno de los sitios más turísticos del mundo, con un trágico saldo de una adolescente muerta y 22 heridos. El chofer fue identificado como Richard Rojas, un estadounidense de 26 años exintegrante de la Marina, con antecedentes penales sobre todo por conducir alcoholizado, dijo el alcalde Bill de Blasio en una conferencia de prensa. De Blasio dijo que el “muy serio incidente” dejó 22 heridos y que una joven falleció, pero que por el momento “no hay indicaciones de que esto haya sido un acto de terrorismo”.

Sin embargo, como medida de precaución, “estamos reforzando la presencia de unidades antiterroristas en muchos lugares de Nueva York”, indicó. El alcalde explicó que Rojas embistió a un total de 23 personas a lo largo de tres cuadras y media -desde la calle 42 Oeste a la 45 Oeste, a la altura de la avenida Broadway- en pleno Times Square, por donde se paseaban esta cálida mañana de sol centenares de personas. Una jovencita de 18 años murió. Su hermana de 13 años resultó herida y está hospitalizada.

COR190517-019F01 [1600x1200] (2).JPG

Tres arrestos

Rojas “es un ciudadano estadounidense y exintegrante de la Marina con una historia penal”, dos arrestos por conducir ebrio en 2008 y 2015 y uno por conducir bajo el efecto de medicinas en 2016, dijo De Blasio. El chofer del sedán morado, residente del distrito neoyorquino de Bronx, fue arrestado y llevado a instalaciones donde será sometido a tests de alcohol y drogas, precisaron las autoridades.

Un fotógrafo de la AFP que se hallaba a un par de metros de la primera persona que resultó herida vio al sedán avanzar contra los peatones a gran velocidad. Tras el accidente, vio a más de una decena de personas caídas en el suelo, quejándose. Varios heridos y otros transeúntes lloraban. La adolescente que murió, vestida con un top gris y un short camuflado, quedó tendida en la vereda en medio de un charco de sangre. Poco después, su cuerpo había sido cubierto con una sábana blanca.s