Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/119802
Preocupación de vecinos

"Nos roban por una bolsa del mercado a cualquier hora"

Botón antipánico, aplicaciones para celular o todo recaudo que se pueda tomar, parecen no ser suficientes para evitar arrebatos en el Aldana.

Los testimonios de quienes viven en el barrio Aldana y aledaños son crudos y representan lo que sucede en gran parte de la ciudad. La zona está bajo vigilancia, pero desde hace algunas semanas los arrebatos volvieron a sentirse con más fuerza.

NORTE de Corrientes recorrió la barriada y los vecinos coincidieron en que el problema de la inseguridad no se resuelve con alarmas. El jueves, tras una reunión con el comisario y representantes del área de Seguridad Ciudadana de la Provincia, se avanzó en la instalación de una aplicación para celulares, el Sistema de Alarma Vecinal (SAV).

Según explicaron desde el Foro de Seguridad Vecinal, la iniciativa busca que por medio de una aplicación para celulares los vecinos puedan avisar sobre un hecho de inseguridad; y quienes viven en el lugar remarcan que están en crecimiento: “Nos roban y nos arrastran por una bolsa del supermercado”, contó Blasia, una mujer de 69 años que hace más de 30 vive por calle Uruguay al 300. Destaca que si bien con su hija y sus nietas toman todos los recaudos necesarios, cada vez que alguna sale todas están pendientes.

“La Policía está, las alarmas están, pero lo cierto es que salimos a la esquina, no importa la hora, y nos arrastran por nada. Yo no tengo celular, salgo con la plata justa pero igual tengo mucho miedo”, asegura Blasia, quien destaca que el barrio hace tiempo es tierra de nadie. La aplicación para celulares ya funciona entre varios habitantes del barrio Aldana pero quienes han sufrido arrebatos remarcan que no alcanza para atacar el problema.

“Para lo único que puede ayudar es para que otro vecino pida ayuda, porque los ladrones apuntan directamente al celular”, explican. Los estudiantes que viven en la zona afirman que los robos son una constante: “Nos sacan las mochilas donde llevamos apuntes y cuadernos, muchas veces ni el celular, y por eso nos arrastran”, insistieron los jóvenes consultados. Son sin dudas las personas mayores quienes se muestran más preocupados por la realidad que viven.

“Nos tiran por cosas que no tienen ningún valor. Yo casi no salgo, no me han robado nunca, pero como ando con bastón sé que soy un blanco fácil”, contó Nidia, que con 62 años va todos los días a comprar al mercado para luego cocinar para su familia. La calle Vera entre Brasil y Roca se ha convertido en los últimos meses en uno de los sitios con mayor cantidad de robos. Este matutino ayer recorrió la zona; los vecinos destacaron que la poca iluminación, la falta de un policía de guardia en el lugar y el paso constante de estudiantes, han tornado el lugar en una zona caliente. “Los ladrones andan en moto y caminando, todo sucede en un segundo. Los gritos de socorro se escuchan a toda hora y tras cada grito uno vive con más miedo”, explicó Claudia.

COR180617-011F01.JPG

Sistema de alarma

La aplicación para celulares lanzada por la Provincia genera por un lado, una base de datos de quienes se han instalado la aplicación en sus teléfonos móviles; una vez que la persona la activa suena una alarma en el 911 y en la comisaría del barrio, identificada con el nombre de la persona que la accionó, así un policía realiza la devolución de la llamada de manera automática para conocer su ubicación y lo que le sucedió.

Según explicaron quienes ya la utilizan, es una forma de tomar contacto directo con las fuerzas policiales. “No todas las personas las pueden instalar porque se debe contar con un teléfono con tecnología Android. Ahora se van a comenzar a bajar en los teléfonos de los vecinos del barrio Bañado Norte, esperamos que en unos 10 días todos la podamos tener instalada”, explicó Miriam, referente del foro vecinal. s