Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/119804
COLUMNA DEL EDITOR

Debilidad del balance cambiario

El déficit fiscal, en opinión de algunos analistas, es el verdadero artífice del estancamiento económico, y las expectativas de devaluación pueden interrumpir la entrada de capitales y llevar a la argentina a una crisis de "consecuencias impredecibles".

El alto déficit fiscal y las expectativas de devaluación pueden interrumpir la entrada de capitales y llevar a la Argentina a una crisis de “consecuencias impredecibles”. A esa advertencia la respalda un informe de la consultora Management & Fit, un trabajo que recuerda que de acuerdo a los datos del Banco Central (BCRA), el saldo de cuenta corriente acumula un déficit de 21.201 millones de dólares desde que se inició el mandato del presidente Mauricio Macri. “Dudas sobre la solvencia fiscal o cambios repentinos en las expectativas de devaluación, por mencionar dos riesgos, pueden interrumpir el influjo de capitales y llevarnos a un episodio de consecuencias impredecibles (aunque ya hemos vivido varias de estas crisis), pero muy probablemente indeseadas”, señala el informe de la consultora. El estudio afirma que los riesgos de este diseño son claros. “La integración al mundo funciona hacia los dos lados y lo que hoy entra, mañana puede salir”, al referirse a una probable fuga de capitales. Las operaciones de comercio exterior ingresaron USD12.277 millones y el déficit acumulado es de USD13.780 millones, que refleja una continuidad de la tendencia negativa, que viene desde la gestión anterior. El país ha pagado, en términos netos, más de USD16.378 millones en concepto de intereses de la deuda y desde el levantamiento del cepo cambiario no hay restricciones al envío de utilidades y dividendos, lo que explica que las empresas extranjeras radicadas en el país hayan enviado USD3.927 millones a sus casas matrices. “Dado que el gobierno no tiene intención de cortar con el endeudamiento en lo inmediato (para financiar el gradualismo fiscal) y que se apuesta a la inversión extranjera como motor de crecimiento, el saldo negativo por intereses y dividendos debería incrementarse con el tiempo”, añade en su informe la consultora. Agrega que el “agujero” es más que compensado por las divisas que ingresan del lado financiero y que desde la llegada de Cambiemos al poder, el déficit de cuenta corriente fue financiado con un superávit de cuenta capital y financiera que suma USD41.907 millones al día de hoy. El análisis indica que ingresaron USD17.234 millones netos por préstamos financieros, títulos de deuda y líneas de crédito, mientras que otros USD3.744 millones corresponden a inversiones de portafolios que se conoce como inversión especulativa. Señala también que por el rubro “Otras operaciones del Sector Público” ingresaron unos USD34.520 millones que “en gran medida, se explican en la emisión de deuda en el mercado externo y la suscripción en dólares de títulos locales”. En contraste, el país recibió apenas USD3.527 millones en concepto de inversión extranjera directa. Management & Fit sostiene que la dinámica del balance cambiario “refleja con claridad los efectos de la estrategia económica y sus riesgos”. Advierte que “la cuenta corriente ‘sufre’ por la debilidad de la demanda externa, la apreciación real del tipo de cambio y la normalización de los flujos de divisas tras el fin del cepo”. El déficit fiscal, en opinión de algunos analistas, es el verdadero artífice del estancamiento económico. Según los analistas en una nota publicada en el matutino porteño Ámbito Financiero en mayo pasado, el déficit 2017 terminaría siendo el tercero más elevado de la historia, “apenas” por detrás del Rodrigazo y del “pico” de Alfonsín.s