Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/119839
Un fenómeno harto conocido en Paraguay y México

Corrientes, un sitio propicio para el desarrollo de la narcorreligión

La aceptación y difusión de cultos mixtos es usado por los criminales.

El fenómeno de la narcorreligión en Corrientes es aún incipiente (o “emergente”, en palabras del antropólogo José Humberto Miceli); sin embargo en Paraguay, el abastecedor de marihuana de la provincia es harto conocido. Son muchos los sindicados capos del narcotráfico que levantaron santuarios e inclusos réplicas de la Iglesia en honor a Nuestra Señora de Caacupé. “(Es) una ofensiva de organizaciones del crimen organizado por adueñarse de símbolos religiosos, a través de los cuales buscan ganar influencia en la población”, sostiene una nota publicada en mayo de 2015 en el diario paraguayo Última Hora.

“No es un fenómeno local, sino latinoamericano”, aseguró Miceli durante una entrevista que NORTE de Corrientes publicó en su edición de ayer. El erudito explicó que la narcorreligión consiste en “casos de criminalidad que involucran venta de drogas, en los cuales se invoca a una divinidad, santo o santón para proteger el delito en sí mismo y el de sus ejecutores”. Recientes allanamientos en la ciudad de Corrientes expusieron el vínculo entre vendedores de drogas y cultos mixtos con una preeminencia al Señor La Muerte.

“En nuestra región es un culto de amplia aceptación y difusión”, dijo Miceli respecto a la figura esquelética. Pero además en esas eremitas había íconos del Gauchito Gil y manifestaciones marianas. Es ese contexto, un factor que propicia el crecimiento de esta combinación entre criminalidad y creencia, la cual difiere de las sectas destructivas -como las califica Miceli- por tener como fin el delito y no la fe. Ejemplos pueden ser encontrados en otras latitudes, en México (en la actualidad el país más afectado por el despliegue del “capitalismo narco”) es común la veneración por parte de criminales a figuras religiosas (católicas o paganas). También la mafia italiana tiene su cariz religioso.s

COR190617-021F01.JPG