Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/121120
ITATÍ

Peregrinos de la verdad

La advocación mariana que iden­tifica al pueblo correntino y cuyo fervor está hondamente dedicada a la patrona de la Pura y Limpia Concepción de Itatí, le dio marco al nacimiento de NORTE de Corrientes el 16 de julio de hace cinco años.

Hoy el diario completa 1.807 ediciones y es el momen­to de dar gracias. Una buena oportunidad para honrar aquello que le ha dado origen y que es fuente de inspiración permanen­te; además de reivindicar el vínculo con los lectores, con la gente, destinatarios únicos de la misión periodística.

Y la mejor manera de alcanzar ese obje­tivo es contar nuestra historia, que no es “nuestra” sino del pueblo del que NORTE de Corrientes es parte indisoluble. Con ese objetivo fue pensada la presente edición que los lectores tienen hoy en sus manos. Al repasar los cuatro siglos de Itatí y los 117 años de la peregrinación de la comunidad creyente de San Luis del Palmar, entre otras de la región, se patentiza el valor incon­mensurable de la fe que anida en el corazón del correntino. Una fe que protege, que en ocasiones reconforta, la fe que ofrece espe­ranzas, que moviliza. La fe que, incluso, va más allá del imperio de los dogmas.

El nacimiento de este diario en esa exten­sa y rica línea de tiempo -la del reinado ma­riano y su pueblo peregrino- es apenas una modesta marca que el devenir cotidiano, como sedimento de la historia, le dará cuer­po y jerarquía. La brega apenas empieza.

Por lo pronto, un detalle se yergue impo­sible de no ser visto. Este diario es un acto de fe, no solamente desde lo espiritual sino también desde el costado más terrenal, que supone la obligación de medir siem­pre provecho antes que contribución. Ni siquiera esa ecuación pudo con la vocación del proyecto, edificado con denuedo en pos del servicio. Por esta razón la fecha del 16 de julio no fue resultado de una coinciden­cia azarosa, ni el caprichoso devaneo de la puesta a punto editorial con el transcurrir del calendario, por el contrario fue una determinación definida en la convicción profunda de la fe y el compromiso con la tarea a emprender. Una señal de identidad, como la de los peregrinos que cada julio van al trono de Itatí.

Justamente el término peregrino refiere en su significado clásico al viajero que, sea por devoción o por voto, marcha hacia un lugar considerado sagrado. En una acep­ción más general, se lo relaciona con aquel que transita por tierras extrañas, descono­cidas.

El periodista es básicamente eso: un an­dariego por tierras extrañas, a veces inhós­pitas. Un incansable caminante que desde la penumbra busca el alba, ese espacio sa­grado de luz, que es la verdad.

La concepción de la vida del hombre como una peregrinación es común a mu­chos pueblos y tradiciones, y Corrientes no es la excepción. De hecho, los libros de doc­trina instruyen que el camino constituye una de las metáforas superiores del acervo cultural de todos los tiempos. Se trata de un símbolo arquetípico de las civilizaciones y que se refleja, por ejemplo, en expresio­nes que exaltan el llamado “camino de la vida”. De allí que la consideración de “la vida como peregrinación” se vincula a cul­turas y religiones de distintas latitudes con la idea del origen trascendente del hombre. No obstante, extranjero en esta vida terre­na, quizás lo único seguro de sobrevivir al hombre es la verdad.

Y la fe puesta en la búsqueda de la ver­dad, que protege, reconforta, la verdad que da esperanza y moviliza es el designio in­discutible de la condición de peregrinos que tienen los periodistas. Peregrinos de la verdad, es el compromiso asumido por NORTE de Corrientes que nació un 16 de julio.

A la fecha, 1.807 ejemplares testimonian lo transitado. El camino está trazado y como peregrinos caminamos hacia el alba.s

12 FOTO 1.jpg¿Acaso hay algo más parecido que el andar de un periodista al de un pe­regrino? El periodista es básicamente eso: un anda­riego por tierras extrañas. Un incansable caminante de la noche en busca del alba, de esa luz sagrada, que es la verdad.

LUIS A. SOSA

DIRECTOR NORTE DE CORRIENTES