Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/121140
Trata de personas en un prostÍbulo de Libres

Piden juicio a pareja que drogaba a menor explotada sexualmente

La apartaron de su familia para quehaceres domésticos, pero la llevaron a un burdel donde la narcotizaban y la ofrecían por dinero a clientes.

El Juzgado Federal de Paso de los Libres pidió la elevación a juicio de una causa por trata de personas en la que está imputada una pareja que administraba un prostíbulo donde se explotaba sexualmente a una adolescente de 14 años, quien fue sacada de su familia con la excusa de ofrecerle trabajo en quehaceres domésticos. La menor era amedrentada, drogada y explotada laboralmente por los sospechosos, quienes la habían contactado por medio de un tercero con el engaño de llevarla a una casa de familia para realizar actividades donde “la cuidarían”.

Luego de seis años de trámites judiciales, la jueza federal subrogante en la magistratura libreña, Cristina Pozzer Penzo, dio por terminada la etapa de la instrucción de la causa originada en noviembre de 2011 que estuvo paralizada hasta agosto del año pasado. La misma magistrada había intervenido en la causa luego de asumir como subrogante, y debido a que estaba paralizada ordenó una serie de medidas para resolver la situación legal de los involucrados.

Casi al finalizar 2016, la magistrada federal resolvió procesar a la pareja que regenteaba el prostíbulo “Kilómetro de Oro” ubicado a las afueras de la ciudad fronteriza del sur correntino, que es investigado también por otras causas por el mismo delito. En ese dictamen además, resolvió trabar embargo por la suma de cien mil pesos para cada uno de los presuntos autores del delito de trata de personas menores de edad con fines de explotación sexual, promoción a la prostitución de menores; sostenimiento, administración y regenteo de casas de tolerancia.

La causa fue remitida la semana pasada al Tribunal Oral Federal de Corrientes, donde se deberá realizar una audiencia preliminar antes de que se fije la fecha de debate que sería el año próximo.

Dilaciones judiciales

El caso se originó en octubre de 2011 a raíz de la denuncia de un “cliente” del prostíbulo del local, ubicado en el kilómetro 7,5 de la Ruta Nacional 117. El hombre se comunicó con el número de emergencias 101 después que la administradora del lugar le ofreció tener sexo con una niña de 14 años tras un pago de $500. Según el informe judicial, el denunciante rechazó la oferta y luego de pagar $100 por un trago, salió del lugar y realizó el aviso en forma telefónica a la fuerza policial provincial.

Una vez recibida la denuncia, el jefe de la Comisaría Primera de Paso de los Libres, Ramón Silva, comunicó la situación a la Unidad Regional V y a la Fiscalía Federal, a la que solicitó autorización para allanar el lugar a fin de rescatar a la víctima y requisar los vehículos y el edificio. Una hora y media después se autorizó la intervención y ordenó un operativo conjunto con la Gendarmería Nacional y la Oficina de Rescate y Acompañamiento a las víctimas de Trata de Personas, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Los uniformados provinciales con los efectivos del Escuadrón 7 de la Gendarmería irrumpieron en el lugar, y en una inspección al edificio descubrieron habitaciones en la parte posterior de la whiskería. “En una de las piezas se encontró a una niña de 14 años. Mientras que en la zona del patio estaban tres hombres mayores de edad tomando bebidas alcohólicas, y un cuarto hombre quien se identifica como el concubino de la señora”, dice el documento judicial de solicitud de elevación a juicio al que tuvo acceso NORTE de Corrientes.

En la oportunidad fueron detenidos la administradora del lugar y su pareja, quienes primeramente fueron trasladados a una unidad policial, pero luego habrían sido excarcelados aunque después fueron procesados. La víctima, en tanto, fue asistida por profesionales psicólogos quienes la contuvieron para luego trasladarla hasta un refugio dependiente de la Secretaría de Desarrollo Humano del Municipio de Paso de los Libres, donde recibió ayuda hasta que volvió con sus familiares.

El allanamiento al prostíbulo fue realizado a las 11.55 del 17 de noviembre de 2011, cuando a plena luz los dueños del prostíbulo ofrecían servicios sexuales de una menor de edad a circunstanciales clientes. La menor había sido llevada hasta allí con engaños, ya que los dueños del lugar le habrían solicitado que realice la limpieza del edificio. Pero, sin que ella lo consintiera, la habrían ofrecido a los clientes del prostíbulo. Tras ser rescatada declaró que en ese lugar “constantemente le ofrecían hacer pases con clientes, de dos a tres juntos si ella accedía, pero nunca quiso”. Pese a su corta edad conocía el significado de los términos usados en la jerga de los prostíbulos.

“La palabra pase en este tipo de ilícitos investigados significa en la jerga acceder a mantener relaciones sexuales con hombres por dinero”, explica el informe judicial. En el texto además se remarca que “la niña entendía el significado del término y manifestó que el pase se trata de acostarse con un hombre por el tiempo que éste quiera y que por ello le pagarían”. Pese a la insistencia de los tratantes, la víctima pudo evitar el contacto con los clientes. Y, el día del allanamiento, “cuando llegó la policía, evitó que sea víctima de prostitución forzada”.s

COR170717-024F02.JPG