Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/123360
Wllfredo Oviedo
Por: Wllfredo Oviedo
Por Wilfredo Oviedo

La pobreza no es un derecho.

A pesar de que la alianza que gobierna la provincia (ECO+Cambiemos) hable de cambios, no figura en los ejes de campaña de qué manera van a combatir la pobreza. Es como si no existiera.


No aparecen temas vinculados a la salud, educación y seguridad, como si no fueran elementos que tienen vinculación directa con la pobreza.
La pobreza estructural de Corrientes no es estacional.
La pobreza no es una decisión de la población.
La pobreza es directamente proporcional a la riqueza de sus funcionarios, es decir: cuantos más pobres son los ciudadanos más ricos son sus funcionarios.
En una provincia con instituciones fuertes estas cosas no pasarían, no deberían haber funcionarios que no presenten su declaración jurada, no deberían haber decretos ocultos, no deberían haber testaferros, no deberían haber causas judiciales a funcionarios denunciados sin resolver, no debería, pero hay y muchas.
La justicia y la pobreza
capítulo aparte para los Jueces y Ministros del Superior Tribunal de Justicia.
La pobreza no tiene un único responsable. La justicia, el poder del estado que decide sobre la vida, los bienes y la libertad de la población no puede mirar para otro lado, tampoco puede hacerlo el poder legislativo.
¿Cuantas veces escuchamos que “los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra”? Lamentablemente siempre caemos en el mismo lugar, “hay que cambiar las leyes”, pero el problema es que quienes deben hacerlo no lo hacen, sean legisladores o jueces.
Institucionalmente cada vez nos parecemos más a Venezuela, con un gobierno que maneja la justicia y el parlamento, obviamente el resultado va a dar más pobreza.
Preguntas para funcionarios judiciales
¿Porque han dejado caer tan bajo a una institución tan importante?
¿Por qué los propios ministros no llaman la atención a los jueces sospechados de parcialidad?
¿Porque no se destituyen a jueces, fiscales y ministros que denigran la labor judicial?
¿Tienen miedo o muchos intereses oscuros en común?
La justicia en la cuestión electoral.
La semana pasada la jueza electoral habilitó a los candidatos impugnados por el gobierno, esto más allá de resultar un alivio para la oposición, generó preocupación porque nadie cree que la cámara de apelaciones (sospechada de exagerada parcialidad), vaya a resolver conforme a derecho.
Todos piensan que una vez más en Corrientes, en materia electoral se va a imponer la decisión del gobernador y no lo que manda las leyes y la Constitución.
Lo único que falta es que algunos jueces en su sentencia envíen la boleta de ECO+Cambiemos con la inscripción “La pobreza es el cambio”.