Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/123484
La Habana fue puesta en alerta

Irma golpeó a Cuba y obligó a evacuar a 6 millones de personas en Florida

Con rachas de hasta 256 km/h y un ojo que ha afectado directamente al país, es considerado el huracán más poderoso desde 1932.

COR090917-019F01.JPG

El potente huracán “Irma” golpeó ayer el centro de Cuba, luego de dejar al menos 25 muertos a su paso por otras islas del Caribe, y continúa su destructivo trayecto hacia Florida, donde 6,3 millones de personas recibieron la orden de evacuar. En la zona oriental de Cuba, un habitante describió este sábado un desolador paisaje de árboles y postes eléctricos derribados, así como numerosos techos volando. “Aquí todo es terrible”, dijo Gisela Fernández, una enfermera de 42 años que vive en Chaparra, un poblado en la provincia oriental de Las Tunas. Con rachas de hasta 256 km/h en el momento del impacto, según los medios de comunicación estatales, desde 1932 Irma es el huracán más poderoso cuyo ojo ha afectado directamente a la isla. Olas de hasta siete metros se registraron en la costa Norte por el servicio meteorológico cubano INSMET, y la provincia de La Habana fue colocada en alerta de huracanes, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense. Más de un millón de personas fueron evacuadas de las zonas vulnerables de la isla. Después de alcanzar en la noche la categoría 5, la más alta de la escala que mide la intensidad de un huracán, Irma bajó a categoría 3 con vientos de hasta 205 km/h. Pero se espera que “se refuerce en el camino hacia el sur de Florida” y el archipiélago estadounidense de los cayos, a los que golpeará desde “la mañana del domingo (hoy)”, advirtió el NHC. Con su baja altura, los cayos son particularmente vulnerables al aumento de los niveles del mar. “Será extremadamente difícil sobrevivir si usted está en los cayos”, advirtió el gobernador de Florida, Rick Scott. Los servicios de emergencia estimaron que 6,3 millones de habitantes, equivalente a más de la cuarta parte de la población de Florida, recibieron la orden de evacuar, pero para los rezagados las autoridades abrieron un refugio sencillo.