Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/123506
Séptima edición

Una noche lluviosa no frenó al público que disfrutó del rock en Corrientes

En el final, cuando faltaban dos temas para que se despidiera Las Pastillas del Abuelo, el espectáculo se suspendió por alerta de tormenta eléctrica.

No hubo pronóstico de lluvia ni tormenta que los parara. El anfiteatro Cocomarola estuvo totalmente colmado de público tanto dentro como fuera del predio posicionando al Taragüí Rock como uno de los encuentros más importantes de la región y el país, de este género musical. Fue una noche excepcional. Estoicamente, tanto el público como los artistas superaron los truenos, la lluvia y todo lo que podría haber venido después. El único inconveniente se dio al final de la noche ante un pronóstico de tormenta eléctrica, cuando los organizadores le impidieron al número central, Las pastillas del Abuelo, hacer los dos últimos temas, pero la noche ya estaba finalizada y el público más que satisfecho por tanto. Puntual, a las 19 subió al escenario Osvaldo Sosa Cordero, Rocío Lens, una de las voces femeninas más reconocidas del género a nivel regional. La artista tuvo su primera vez en este escenario que encierra la mística del rock local, regional y nacional y que, como todos los años, cumple a rajatabla el propósito de finalizar antes de las 3 de la madrugada. La primera jornada finalizó pasada las 2.30 sin inconveniente alguno. Según explicaron los organizadores a NORTE de Corrientes, la tarde anterior ya tenían programado los camerinos -los que por cierto, fueron refaccionados- para cada uno de los artistas y evitar así cualquier tipo de inconvenientes. Eso sí, el más grande fue para Las pastillas del Abuelo, dado que llegaron a Corrientes más de 20 personas con el grupo. En segundo lugar ingresó Salta la Banca y después estaba prevista la presencia de Simónimos, el grupo correntino que nació años atrás, justamente, en el marco del Pre Taragüí Rock y que hoy crece a nivel país. La grilla diseñada para la primera noche continuaba con Kchiporros, un grupo paraguayo que fusiona cumbia, reggae, rock y ska. También se anunciaba para esta jornada la presencia de Dancing Mood. Los presentes comentaron, al finalizar la noche, que fue una velada mágica. Es un espectáculo más que instalado a nivel local y regional a tal punto que desde la mañana había gente de Goya haciendo fila para poder ingresar antes de las 19; momento en que comenzó a sonar la propuesta artística de Lens.s