Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/123548
Es de categorÍa 3

El huracán Irma descargó su furia y dejó tres muertos

El agua ingresó con fuerza en las calles céntricas de la ciudad de Florida. Colapsaron grúas de construcción.

Azotada por vientos de casi 200 km/h, intensas lluvias y marejadas, Florida recibió ayer domingo el impacto del potente huracán Irma, que ya dejó en este estado del sur estadounidense sus tres primeros muertos en accidentes de tránsito. El Centro Nacional de Huracanes dijo que Irma se degradó a categoría 3 ayer domingo mientras se encontraba a 55 km al sur de Naples y desplazándose hacia el norte a 19 km/h, con vientos máximos sostenidos de 195 km/h. Los meteorólogos advirtieron sin embargo que Irma continúa siendo una tempestad extremadamente peligrosa. El centro del huracán golpeó de lleno los cayos de Florida por la mañana. Desde su ventana en el segundo piso de un pequeño edificio en Key Haven, Maggie Howes, describió una tormenta de violencia sin precedentes. “Los barcos están literalmente rotos, las palmeras se encuentran en el suelo, las líneas eléctricas están cayendo”, dijo por teléfono a CNN esta socorrista. “Es absolutamente imposible estar afuera en este momento. Nadie puede soportar los vientos que veo por la ventana”, agregó. Una mujer policía y un oficial penitenciario, murieron este domingo cuando transitaban en sus autos por una mojada y ventosa carretera y se chocaron de frente cerca de Sarasota, en la costa oeste de Florida, informaron las autoridades. Otro conductor falleció la tarde del sábado cerca de Key West al chocar el camión que guiaba contra un árbol. Irma ha causado al menos 27 muertes durante su paso por islas del Caribe y un enorme daño material.

Crecida de las aguas

Las ciudades de Naples, Fort Myers y las pobladas zonas de la bahía de Tampa (al oeste de Florida), enfrentan ahora la amenaza de olas de hasta 4,5 metros, suficiente para cubrir una vivienda. “Me preocupa toda esa gente que no cree en un aumento brutal del agua. Es vital temerle a esta inundación”, sostuvo Virginia Defreeuw, una septuagenaria que abandonó su casa rodante para irse a un refugio. “La gente no escucha, algunos dicen sobrevivimos a (el huracán) Wilma, sobrevivimos a Charley, va a estar bien, podemos pasar por otro”, agregó. “Pero éste es nefasto”. Los efectos de este gigantesco huracán del tamaño de Texas tampoco perdonan a la costa este de Florida. Miami es azotada por vientos y lluvias muy intensos. Al menos dos grúas de construcción colapsaron este domingo. El distrito de Brickell a orillas del mar está parcialmente inundado “por la marea que pasa sobre los diques”, relató Steven Schlacknam, un artista de 51 años.s