Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124384
El festival es el 6 y 7 de octubre

El chamamé sonará en Japón de la mano de Gicela Méndez Ribeiro

Participará del 42º festival que la ciudad nipona de Kawamata realiza en honor a la máxima fiesta del folklore argentino.

COR300917-015F01.JPG

En la jornada de ayer en el Teatro Juan de Vera, la reconocida artista correntina Gicela Méndez Ribeiro ofreció una conferencia de prensa a través de la cual dio a conocer los detalles de su viaje a Japón y las expectativas que tiene a la hora de llevar su música, la que representa a Corrientes: el chamamé, a tierras tan lejanas. La artista se presentará en la 42ª edición del festival que se realiza cada octubre en la ciudad nipona de Kawamata en honor a la máxima fiesta del folklore argentino. “Es un honor y un orgullo representar al país con chamamé”, dijo la compositora. Además sumará otros dos conciertos en importantes escenarios. Lo cierto es que hace tiempo que el chamamé acredita aquella frase de que la música es capaz de derribar fronteras, y en este caso, es una demostración de ello. “Siempre quise cantar como solista en el Festival de Cosquín, este año cumplo ese sueño, nada más que en Japón”, dijo con su habitual sonrisa la artista correntina. La autora y compositora será parte del festival Cosquín en Japón, que el próximo 6 y 7 de octubre celebra su 42ª edición con una grilla generosa de artistas locales y extranjeros que compartirán sus sentimientos en un solo lenguaje, el folklore argentino. “El chamamé es un género que amo, me hace feliz cantarlo, y más feliz si tengo la posibilidad de difundirlo por el mundo”, explicó la artista que ya recorrió varios países del Mercosur, además de Estados Unidos y parte de Europa. Participó de un documental alemán sobre el género litoraleño y realizó un evento inédito y particular denominado “El chamamé no se engripa”, un concierto transmitido exclusivamente por Internet que lo vieron más de 5.000 personas en 27 países en 2010. Sobre su participación en este evento, explicó que “la invitación llegó por medio del agregado administrativo de la Embajada Argentina de Japón. Se contactaron con mi productor en Buenos Aires para participar de este festival que desde 1975 está vigente allá en el estado de Fukushima”, dijo. A esto sumó que “también el Municipio de Minato me invitó a hacer una función en el Akasaka Civic Center, que es un teatro maravilloso; cuando lo vi quedé helada”, dijo sobre su actuación el 11 de octubre en ese escenario. Para finalizar esta gira, la artista que viajará junto a Martín Sandoval, Sergio Tarnosky y Gonzalo Aguirre como sus músicos, brindará otra función exclusiva para invitados especiales en la Embajada Argentina en Tokio. “Van a ser eventos importantes, para sumar difusión de nuestro género en Japón, en un año más que especial en el marco de la declaración del chamamé como Patrimonio Intangible de la Humanidad ante la Unesco”, destacó. Lo cierto es que este viaje rumbo a Japón es una nueva aventura para una mujer que desde hace tiempo viene trabajando en pos de la integración del chamamé. Incluso desde su tierra natal siempre unió lazos con Brasil, a tal punto que es una de las correntinas que más interpretó este género en lengua portuguesa. Quizás porque considera que una golondrina no hace verano y su idea es sumar cada vez más amantes a este género y expandirlo por los escenarios más diversos del planeta. “Para nosotros, estar en un escenario es mucho más que tocar y cantar, hay que subir con certeza y no con seguridad. Esto será una experiencia inolvidable para nosotros y también una esperanza para muchos de mis colegas. Una golondrina no hace un verano, por eso estamos juntos remándola”, dijo. Para este viaje vienen trabajando desde hace tiempo porque la idea tanto de Gicela Méndez Ribeiro como de los músicos que la acompañarán no sólo es decir “acá estamos”, sino “esto es lo que somos como correntinos”.s

COR300917-014F02.JPG