Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124436

Empleo: pan para hoy...

El atraso estructural de la provincia, y que se refleja en desocupación, informalidad laboral, pobreza, indigencia, no se puede explicar solamente desde la discriminación que se pudo haber sufrido.

Casi como un contrasentido, propio de los políticos que no atienden más cuestiones que las que son de su interés, en la semana que se dio a conocer el índice de medición de pobreza, que ubica a Corrientes en el podio de los peores del país, dato que vino a reforzar otra estadística oficial que muestra a Corrientes con la tasa más alta de trabajadores en negro del NEA y de la Argentina, el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, dijo que aquí se está generando mucho empleo formal y de calidad en el sector privado. “Y esto es sólo el comienzo”, señaló el funcionario embarcado en la campaña de la alianza oficialista que busca permanecer en el poder. Después de 18 años de radicalismo en el gobierno y 16 años del mismo apellido en el palacio de 25 de Mayo y Salta los números son elocuentes.

El atraso estructural que sufre la provincia, y que se refleja en desocupación, informalidad laboral, pobreza, indigencia, mortalidad infantil, deserción escolar, repitencia, no se puede explicar solamente desde la supuesta discriminación que se pudo haber sufrido por parte del Gobierno central. Hay razones propias que definen la postergación. Lo llamativo es que el macrismo, que llegó a la Casa Rosada con el compromiso de renovar las prácticas políticas, dejando de lado la mentira y la soberbia que caracterizan al modelo del pasado, haya sucumbido tan rápidamente y repita los errores que otros cometieron en el pasado. Otros que, para colmo, son sus actuales socios. La afirmación de Peña sobre presunta generación de empleo -genuino y de calidad- dista mucho de ser la verdad. A menos que el Indec no sea creíble en sus estudios respecto de la situación social y económica de Corrientes. ¿O se equivoca el Indec o miente el Jefe de Gabinete? El único sector que incrementó el número de empleados registrados fue la construcción. Este diario lo consignó en la edición de ayer y hoy abunda sobre el tema. Fuera de esta actividad no hay otra que haya tenido expansión en la provincia de Corrientes. De hecho la información que nutrió a la prensa y sobre la que también se apoyo el Gobierno central para agitar la bandera de la recuperación surge de la misma fuente, el Indec, el Instituto de Estadísticas y Registros de la Industria de la Construcción (Ieric) y el Sistema Integrado Provisional Argentino (Sipa) que es utilizado por el Ministerio de Trabajo de la Nación. Así entonces el Ieric dice que a nivel país, en julio, el empleo formalizado en el sector de la construcción creció un 12,5% y que Corrientes fue uno de los distritos que mejoró. A su vez el Sipa señala que en ese mismo mes, impulsado por el sector privado aumentó el número de trabajadores en blanco. Creció 1,8% en el país. Dice el Sipa que las provincias en las que más empleos generaron las empresas privadas en julio fueron Catamarca (7,6%), La Rioja (7,1%), Santiago del Estero (5,1%) Chaco (4,2%), Misiones (3%), Corrientes y Tucumán (2,2%). Ahora bien, el principal empleador es la construcción. La entidad detalla que en julio, en todo el país, se sumaron unos 22.900 trabajadores al mercado de los cuales 11.500 fueron asalariados, 10.600 monotributistas y 1.400 de casas particulares; los autónomos mostraron una caída de 600 casos. No hace falta explicar que el empleo en relación de dependencia, que es la auténtica formalización laboral, no se expande, crece al mismo ritmo que los independientes. Mientras la tasa anual de empleos asalariados subió 1,1% en julio, la de monotributistas se infló 4,8%. A su vez la cantidad de monotributistas sociales (a través de un programa del Ministerio de Desarrollo Social) creció en 6.100 casos, lo que equivale a un 12,3% anual en julio. Eso no es empleo genuino y de calidad, en el sector privado. Es pan para hoy...s