Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124461
Referéndum de independencia en cataluña

El gobierno elevó a 761 las personas heridas por la salvaje actuación policial

La actuación de los grupos antidisturbios no evitó que el 96% de los centros de votación funcionaran con “normalidad”.

El gobierno español neutralizó ayer parcialmente la celebración del referéndum unilateral de secesión de Cataluña, utilizando la fuerza de la Policía Nacional contra los votantes independentistas para abrirse paso y cerrar centros de votación, mientras las autoridades catalanas aseguran que se votó con “normalidad” en el 96% de los puntos comiciales. “No ha habido referéndum, ni apariencia de tal. Nunca tuvo sentido discurrir por esta senda de irracionalidad, ni tiene sentido que continúe”, dijo la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, quien defendió la actuación “proporcional” de la policía. “Le pido a la Generalitat (gobierno catalán) y a los partidos que la acompañan que cesen ya esta irresponsabilidad, que asuman que lo que nunca fue legal es claramente irrealizable”, añadió la “número dos” del presidente Mariano Rajoy. Como consecuencia del operativo policial, realizado bajo orden judicial ante la prohibición del referéndum, 761 personas resultaron heridas o con contusiones, según datos del gobierno catalán, que consideró “gravísimo e inaudito” el despliegue y las cargas policiales contra los ciudadanos catalanes. La actuación de los grupos antidisturbios de la Policía Nacional, sin embargo, no evitó que el 96% de los centros de votación funcionaran con “normalidad”, remarcó en conferencia de prensa el vocero del gobierno catalán, Jordi Turull. “Es evidente que el uso injustificado, irracional e irresponsable de la violencia del Estado español no sólo no para el deseo de los catalanes de poder votar pacíficamente, sino que deja más claro lo que nos estamos jugando hoy”, sostuvo ayer domingo el presidente catalán, Carles Puigdemont. Ante la previsión de que la fuerzas de seguridad intentarían cerrar centros de votación para cumplir con la Justicia, poco antes de que comience la jornada electoral el gobierno catalán anunció por sorpresa que había habilitado un “censo universal” electrónico, que permitiría a los catalanes ejercer su derecho a voto en cualquier centro. s