Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124538
Contra la violencia policial

Huelga general y manifestaciones masivas en Cataluña

La ola separatista está en su pico máximo. “Adiós España, independencia”, era la consigna de la marcha. El rey salió a hablar.

COR031017-021F03.JPG

Al grito de “¡Fuera las fuerzas de ocupación!”, cientos de miles de personas se manifestaron en Barcelona, en el marco de una huelga general para denunciar la violencia policial durante el referéndum de autodeterminación prohibido por la Justicia, que agravó la crisis con el gobierno español. Convocados por sindicatos, partidos y asociaciones a paralizar esta región de 7,5 millones de habitantes, los manifestantes -unos 300.000 según la Policía municipal- marcharon desde la mañana en columnas, que obligaron a cortar la circulación en diferentes puntos. “Las calles serán siempre nuestras”, “Adiós España”, “Independencia”, gritaban los manifestantes, en su mayoría estudiantes. “Creo que esto ya es imparable, la gestión que ha hecho el gobierno de España ha sido horrorosa”, decía a la AFP Albert Auset, informático de 51 años, que acompañaba a sus dos hijas, de 18 y 21 años, ataviadas con banderas independentistas y claveles rojos. Por la tarde se inició una nueva marcha, en la que decenas de miles bajaron por el céntrico paseo de Gracia. Un grupo se dispersó hacia la sede de la Policía nacional, donde se concentró a gritos “Fuera las fuerzas de ocupación” y “asesinos”. “No soy independentista”, pero “estoy aquí por la violencia que hubo el otro día”, dijo en el Paseo de Gracia Laia Castaño, una estudiante de enfermería de 20 años, que portaba una bandera española junto con dos amigas, a su vez con banderas independentistas catalanas. Cerca de allí, frente al edificio histórico de la Universidad, había una concentración también con decenas de miles, en la que no faltaba la ironía: “Los pañales y los políticos han de cambiarse a menudo (...) por los mismos motivos”, decía una pancarta. Enzarzado desde hace años en un conflicto creciente con el gobierno del conservador Mariano Rajoy, el ejecutivo catalán llevó a cabo el domingo una consulta sobre la independencia pese a la prohibición del Tribunal Constitucional. En un intento de impedirlo, policías nacionales y guardias civiles recurrieron a porras, patadas, empujones y balines de goma contra manifestantes decididos a votar. Pese a todo, 2,2 millones de personas lograron participar en la consulta sin garantías legales. Ante el boicot de los partidarios del no, un 90% votó a favor de la independencia. La Unión Europea (UE) y Naciones Unidas pidieron al gobierno de Rajoy que dialogue con el ejecutivo independentista catalán, que amenaza con una declaración unilateral en los próximos días.s