Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124551

Otra visita con gusto a poco

Aquellos que esperaban con expectativa la llegada del Presidente para recibir noticias de obras, emprendimientos, programas se tendrán que contentar con los discursos de campaña.

macri en corrientes.jpg

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, estará hoy nuevamente en la provincia de Corrientes, en lo que será su octava visita entre misiones oficiales y descansos en familia. Si no surgen contratiempos el jefe de Estado pasará por la localidad de Concepción, en horas de la tarde, donde anunciará la puesta en marcha de un programa dedicado a los “Pueblos Auténticos” y luego tiene previsto trasladarse hasta la ciudad de Mercedes, el pago chico del actual gobernador Horacio Ricardo Colombi, donde encabezará un acto de cierre de campaña de la alianza ECO-Cambiemos con vista a las gubernativas del domingo venidero. Así las cosas ¿la presencia de Macri responde al protocolo de gestión o el proselitismo electoral?

Al menos las últimas tres llegadas del mandatario a estas latitudes, dejando a un lado la visita furtiva al Iberá con esposa e hija a principio de septiembre pasado, estuvieron enmarcados en un objetivo electoral. En marzo vino con los ministros Rogelio Frigerio y Patricia Bullrich, recorrió las obras de Santa Catalina y se mostró con los candidatos de su sector para las elecciones municipales de la Capital, en junio luego del triunfo vino a levantarles la mano, la excusa fue entregar la reparación histórica a jubilados; a fines de julio presentó a los candidatos a las primarias en un acto que se realizó en el Club San Martín. Esto no es ejemplo del cambio. Macri prometió otra cosa.

Lamentablemente aquellos que esperaban con expectativa la llegada del Presidente para recibir noticias de obras, emprendimientos, programas se tendrán que contentar con los discursos de campaña. Las definiciones sobre los proyectos que hace tiempo aguarda la Provincia y que la Nación -durante la gestión Macri- prometió, no llegarán en esta oportunidad, quedará para más adelante. Por ejemplo lo referido al segundo puente entre Corrientes y Chaco que el mandatario prometió, en diversas oportunidades, su inmediata licitación. Hasta ahora no cumplió, fue corriendo el arco hasta sacarlo de la cancha y el expediente dormita en el cajón de algún escritorio de la Nación. Aquellos que esperaban escuchar algo respecto al segundo puente tendrán que seguir esperando.

A propósito el doctor Marcelo Atilio Falcione, integrante del Cabildo pro Segundo Puente, y habitual columnista de este diario, hizo llegar una carta para el presidente Mauricio Macri, en ella se explaya sobre la necesidad e importancia de la obra. Sin embargo, debido a que la visita no responde enteramente a una misión oficial, todo lo contrario, la agenda protocolar es una excusa, publicar la carta resulta inocua: el Presidente no viene a escuchar o hablar de gestión, viene a ponderar a los candidatos de su sector.

Es una pena, Macri debería estar por encima de los escarceos electorales de provincia, hay muchas asignaturas pendientes en el país y especialmente en esta región postergada para que el jefe de Estado distraiga recursos que son de todos los argentinos (avión, seguridad, etc.), pero sobre todo su valioso tiempo en una campaña por una elección que no cambiará la ecuación política ni institucional de la Argentina.

Por mucho que nos pese a los correntinos hay que reconocer que el peso del distrito en el concierto nacional es mínimo, prácticamente nulo. El Gobierno central no puede dedicarse a estos menesteres, tendría que estar enfocado en los asuntos de Estado que le otorguen soluciones a la vida a los ciudadanos. Evidentemente Cambiemos no garantiza un cambio.

Es la octava visita del presidente Macri a Corrientes, la séptima si se descuenta el viaje de incógnito que hizo en septiembre al Iberá, el saldo está a la vista. ¿Alguien puede afirmar que la alineación es productiva? s