Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124562
ESTARÁ QUIZÁS PARA EL 2019

Recién en enero comenzarían a construir el puente que se rompió

La construcción del nuevo puente que unirá a Goya con Esquina sobre el arroyo Guazú comenzaría a mediados de enero de 2018 y terminará diez meses después, por lo que es posible que el tránsito sea habilitado recién en 2019, de acuerdo a los plazos que hoy anunció el Gobierno nacional. Mientras tanto aún no está el puente Bailey anunciado hace tres meses atrás. Todavía se cruza el arroyo en lanchas precarias.

arroyo guazu 2.jpg

Mientras tanto, continúa demorada la instalación del puente Bailey pese a que el titular del Plan Belgrano, Carlos Vignolo, prometió que estaría para fines de septiembre. 
De esta manera, miles de correntinos tendrán esperar un año más para que la ruta nacional 12, sobre el arroyo Guazú, tenga un puente definitivo (de hormigón), en una angustiante situación porque los caminos alternativos de tierra siguen destruidos. 
Este miércoles 4 de octubre, el Gobierno nacional lanzó la licitación que prevé una inversión de 94 millones de pesos. Los sobres con las empresas que se ofrecerán para concretar la obra, se abrirán recién el 6 de noviembre. A partir de allí, la empresa a la que adjudicarán el emprendimiento tendrá hasta dos meses de preparativos llegar al lugar y comenzar con los primeros trabajos. Es decir, todo indica que la construcción empezará después de año nuevo y con un plazo de diez meses prorrogable por sesenta días más. De acuerdo a estos plazos, que son normales en toda obra pública, el puente definitivo estará habilitado para los vehículos recién en los primeros meses de 2019.  
Por causas del puente que se derrumbó el 7 de julio pasado, ya murieron dos personas: un hombre de 47 años, oriundo de Misiones, que cayó con su auto ese mismo día porque la ruta no estaba señalizada; y el 5 septiembre pasado, una anciana de 83 años -acompañada por familiares y una enfermera- iba en la lancha sanitaria para cruzar hacia Goya pero su deteriorado estado no le permitió soportar el viaje y falleció. 
Mientras tanto, desde hace más de dos meses son cientos de correntinos los que todos los días tienen que pasar en una lancha el arroyo Guazú para viajar entre Goya y Esquina. Se presentan situaciones graves porque hay pacientes con distintos problemas de salud que deben asistir desde Esquina hasta el hospital regional de Goya o directamente a la Capital provincial. 
Ante el deterioro de la ruta provincial 30, que es un paso alternativo, la situación se complica con las demoras terminar de colocar y habilitar un puente Bailey, provisorio, para el paso de vehículos.  
El 9 de septiembre pasado, Carlos Vignolo hizo una promesa que hasta el momento se demora: “En 15 o 20 días quedará habilitado el paso entre Esquina y Goya”, respondió el funcionario cuando le preguntaron por el puente provisorio. Ya pasaron 25 días y los trabajos en la zona indican que todavía faltan muchos días de trabajo.
Al día siguiente de la promesa de Vignolo, el representante de Vialidad Nacional en la zona, José Andriani, lo contradijo: “A partir de la semana que viene comenzarán otra etapa para la colocación del puente y eso va a demandar entre 40 y 45 días hábiles si el tiempo acompaña bien”. Es decir, el paso alternativo podría habilitarse recién en noviembre.