Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124649

El confuso acto electoral

La veda electoral prohíbe hacer publicidad políti­ca, pero en la práctica no se cumple y ante el hecho consumado nada se puede hacer.

voto.png

POR LEÓN HORACIO GUTNISKY
*
Como correspon­de de acuerdo con la Cons­titución de la Provincia de Corrientes, se realizarán elecciones el próximo do­mingo 8 de octubre y en la oportunidad se elegirán gobernador y vicegoberna­dor, senadores y diputados provinciales, y en los muni­cipios se elegirán además in­tendentes y viceintendentes y concejales, con excepción del Municipio de la ciudad de Corrientes que ya efectuó la elección de autoridades en junio.
Además se elegirán el 22 de este mes, diputados na­cionales en nuestra provin­cia, mientras que en 8 pro­vincias se elegirán también senadores nacionales, destacando la elección en la provincia de Bue­nos Aires, por su peso demográfico.
¿Por qué es un confu­so acto electoral? Porque hasta la fecha, hay idas y vueltas con candidaturas, en especial en algunos mu­nicipios, y faltó una debida información a los ciudada­nos de qué se vota, y cuáles son los candidatos de cada alianza o agrupación po­lítica, al punto que en los lugares de votación, mal llamados cuartos oscuros, habrá sobre los pupitres de las escuelas, cerca de 40 boletas, muchas de ellas re­pitiendo candidatos y que actúan como colectoras de las dos principales, mientras que la tercera que propone gobernador y vice y legisla­dores propios no tendrá co­lectoras.
A diario la ciudadanía se pregunta y algunos me pre­guntan, quiénes son los can­didatos a senadores y dipu­tados, pues están confundi­dos, incluso ciudadanos con educación terciaria, pero sin educación cívica, porque la distribución de boletas no ha sido tan eficiente como en otras elecciones, y la publicidad se centró en los candidatos a gobernador y vicegobernador, y a publi­citar quienes no siendo can­didatos para el cargo apare­cen en los afiches, ya sea el Gobernador en ejercicio o hasta el mismo Presidente de la Nación, como apoyo a los candidatos, pero salvo muy raras excepciones no se conoce la cara, y hasta los nombres de los candidatos a legisladores, y si agregamos a esto que en dos semanas habrá otras elecciones, las de diputados nacionales, con nuevos nombres y rostros, la confusión aumenta, hasta el punto que hay quienes pre­guntan qué se está eligiendo, ¿A presidente?¿Quiénes son los candidatos en cada cate­goría? Y es muy difícil acla­rarles, porque por ahí uno también está confundido.
Como síntesis de la situa­ción hay que implementar el sistema electrónico que se usó en dos escuelas de la Capital en las elecciones municipales, que hará mu­cho más claro el proceso y el escrutinio, y la publicidad debe limitarse a quienes son candidatos y no a los padri­nos (con minúscula para evi­tar malas interpretaciones).
Y también antes que me olvide, los candidatos de­ben suprimir los slogan, y dar a conocer las propuestas claras y sintéticas, evitando los gobiernos hacer publici­dad con la inauguración de obras, antes de las eleccio­nes como lo dispone la ley electoral nacional.
LA VEDA
Otro tema que debe ana­lizarse es la llamada veda electoral, por la cual se pro­híbe hacer publicidad políti­ca, por varias razones.
La primera y fundamen­tal, porque en la práctica no se cumple y ante hechos consumados nada se puede hacer... Me estoy refiriendo a que mientras no se puede publicitar políticas, si los candidatos en pleno proceso electoral el día de las elec­ciones, son mostrados y en­trevistados por las cámaras de televisión y radios, y eso solo ya es propaganda. Mos­trar a los candidatos, aunque hablen de los peces de colo­res, lo que no es así porque por ahí deslizan una opinión o promesa, el mismo día y en horas que se está votando y algunos ciudadanos están en sus casas, prestos para ir a votar.
Desde otro punto de vista, las redes sociales seguirán haciendo política hasta des­pués del escrutinio y eso no lo puede parar nadie, y ade­más, cómo se va a prohibir que se haga publicidad en canales nacionales, de las elecciones de otros distritos donde no hay todavía veda, publicidad que influye en el votante local, que no puede volver a escuchar y ver, por derecha las propues­tas de cada candidato.
Por eso hay tantos in­decisos que se reflejan en los votos en blanco y anulados.
Además el reparto de mercaderías, y enseres, de todo tipo para cambiar por votos no se detiene por la veda, y las reuniones sólo se prohíben el día de las elec­ciones, y los remises y taxis trabajan desde temprano (y hasta durante la veda), a todo galope llevando pun­teros y votantes a los que se les influye hasta último momento con las famosas boleteadas.
El voto es el arma del ciu­dadano para lograr un mejor bienestar y debe saber utili­zarlo. Todavía tiene vigen­cia la frase de uno de otros preclaros hombres públicos: Sepa el pueblo votar. s
(*) El autor fue legislador y funcionario provincial.
(lasprovincias@outlook .com)