Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124651
ADIÓS AL GASTO PÚBLICO

Preparan fuerte recorte en el Estado después de las elecciones

El Plan Macri alcanzará también a Corrientes. Las provincias alineadas se unirán al recorte presupuestario. Menos empleos en el Estado, reducción de gabinetes, y recortes en el gasto social. La Argentina que se viene después de los turnos electorales. Temor en los socios radicales que pueden quedar sin sus ministerios, ya que el gobierno nacional se encerraría con los más íntimos

El periodista Marcelo Bonelli de TN dio a conocer el Plan Macri, que incluye un fuerte recorte que las provincias de Cambiemos deberán seguir a pie juntillas.

Según el analista económico el Plan M "El presidente Mauricio Macri planea un recorte en el Gabinete nacional para después de las elecciones legislativas del 22 de octubre. También se busca reducir el gasto en el Congreso y en la Legislatura bonaerense".

Actualmente, el Gabinete nacional está compuesto por 23 funcionarios entre ministros y con jerarquía decisional. A pedido del Presidente, se están evaluando modificaciones en las carteras de Ambiente y Desarrollo Sustentable (Bergman), Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (Barañao), Defensa (Aguad), Interior (Frigerio), Justicia y Derechos Humanos (Garavano), Producción (Cabrera), Turismo (Santos) y Seguridad (Bullrich). También se evalúa la eliminación de secretarías y subscretarías.

La composición de estas 10 áreas implicaría recorte presupuestario y/o reacondicionamiento de partidas. Para llevar adelante esta tarea, Macri le delegó el tema al trío integrado por los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, y el ministro de Modernización, Andrés Ibarra.

El plan integra una estrategia global: “Recorte de gastos políticos”. La idea surgió de la mesa chica de poder: Macri, Maria Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Marcos Peña. El jefe de Gabinete es el más moderado para los cambios. La gobernadora, la más entusiasta.

Todo se aplicará después del 22 de octubre. En la Casa Rosada descuentan un espaldarazo electoral. Así lo dice Macri en la intimidad: “El 22 arrasamos”. El programa de recortes de gasto incluye bajar el presupuesto de la Legislatura bonaerense y del Congreso Nacional.

Pero el plato fuerte está en la propia Casa Rosada: Macri estudia dar una señal de austeridad, recortando el inmenso gabinete que armó en el 2015. Ya se habla de un recorte de alrededor de 6 carteras y la fusión de muchas secretarías y subsecretarías.

En observación hay al menos 10 áreas como la de Medio Ambiente, Defensa, Justicia, Interior, Seguridad, Ciencia y Técnica, Producción y Turismo. Las evaluaciones son secretas y están en poder de solo un puñado de íntimos del Presidente. Un par de funcionarios que serían desplazados podrían tener una compensación: para ello están libres embajadas como la de Francia y Washington.

Igual, los eventuales cambios pusieron en alerta a los radicales. En la UCR se resisten a la idea que existe en la Casa Rosada: se afirma que después de las elecciones Macri se cerrará aún más sobre su círculo de confianza. Esto genera un estado de ansiedad entre muchos ministros y dirigentes que no gozan de la total aprobación de Macri.

Macri – por ejemplo – está molesto con quienes llevaron adelante el caso Odebrecht.

La falta de resultados, expone al Presidente internacionalmente. Se trata de una mácula donde Macri acumuló éxitos. Peor aún porque abre suspicacias internas: ¿fue negligencia o se quiere tapar algo o a alguien?

Lo cierto es que Argentina no logró un acuerdo con Odebrecht y eso asegura impunidad para Julio De Vido y funcionarios que cobraron coimas por 32 millones de dólares.

En Corrientes 10 mil menos

En la provincia alineada con el gobierno nacional, quien adelantó estos cambios fu el mismo titular del Plan belgrano Carlos Vignolo, el "armador" administrativo  del gobierno provincial.

En esa área y junto al Ministerio de Coordinación ya está decidido el recorte que alcanzará a áreas "no eficientes" para un hipotético gobierno radical.

Es por ello que también se prevé un armado más ejecutivo y menos clientelar, lo que imlicará el despido de "mano de obra barata" contratada, en especial los "factureros", es decir profesionales y empleados que son monotributistas y cobran por ese medio sus servicios personales al Estado.

El recorte dejará afuera a por lo menos 10 mil en un primer momento, ampliándose a más según vaya avanzando el plan de recortes.

Las áreas más sensibles son Desarrollo Humano, Secretaría General de la Gobernación y Educación, los que sufrirán el despido de personal que cumple funciones admnistrativas, en virtud de la finalización de sus contratos "basura".