Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124684
Investigan posibles hechos de corrupción

Por primera vez citaron a indagatoria a De Vido en la causa de Odebrecht

Lo decidió el juez Rafecas en el caso que investiga la ampliación de los gasoductos. Deberá presentarse el 5 de diciembre.

COR071017-016F01.JPG

El juez federal Daniel Rafecas citó a indagatoria al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido para el próximo 5 de diciembre, en el marco de una investigación sobre posibles hechos de corrupción en el plan de ampliación de gasoductos que el gobierno kirchnerista adjudicó a la constructora brasileña Odebrecht en 2006. Se trata de una obra pública que alcanzó a la totalidad de los gasoductos que atraviesan el país, con un presupuesto inicial de más de 2.300 millones de dólares, y que fue adjudicada a Odebrecht a fines de 2006, indicó el Centro de Información Judicial (CIJ). En total, Rafecas dispuso el llamado a prestar declaración indagatoria de seis imputados, entre ellos cuatro ex funcionarios públicos: De Vido, Daniel Cameron, ex secretario de Energía; Bautista Marcheschi, ex subsecretario de Energía Eléctrica, y Cristian Folgar, ex subsecretario de Combustibles. La Justicia sospecha que los citados funcionarios, junto a directivos de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa) -Luis Alberto Beuret y Julio Armando Bragulat-, ambos también citados a indagatoria, intervinieron, en calidad de autores o partícipes, en la comisión del delito de “negociaciones incompatibles con la función pública”. Las citaciones se concretarán entre el 27 de noviembre y el 5 de diciembre próximos, fecha en la que fue citado el ex ministro De Vido, actual diputado nacional por el Frente Para la Victoria. El juez Rafecas se hizo cargo de esta causa hace cinco meses y su trámite implicó llevar adelante “un exhaustivo análisis de las resoluciones, notas y expedientes administrativos en los que se investiga la posible decisión direccionada por parte de las autoridades de los distintos organismos públicos intervinientes, para que fuera Odebrecht la beneficiada con la ampliación de los gasoductos”, indicó la resolución. Entre la documentación analizada se descubrieron una serie de notas y decisiones administrativas (incluyendo un “Memorándum de entendimiento” entre Odebrecht y la Secretaría de Energía), de las cuales “surge la sospecha de que todo el proceso licitatorio habría estado enderezado a la adjudicación del negocio a Odebrecht”. Incluso la presentación de otras dos empresas al llamado a licitación, se sospecha que habría resultado ser algo meramente formal, dado los “plazos exiguos y las exigencias planteadas para la adjudicación”, señaló el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 3. A través del examen del cuerpo probatorio (conformado con dos cuerpos de actuaciones), la instrucción reveló “la posible existencia de un apreciable desvío de poder en dirección al involucramiento, probablemente espurio, de Odebrecht en la adjudicación de la obra pública”.s