Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124882
Tras advertencia de “no hacer nada irreversible”

El presidente catalán amagó con declarar la independencia

Puigdemont defendió “la necesidad imperiosa de desescalar la tensión”.

COR111017-020F01.JPG

El presidente catalán, Carles Puigdemont, suspendió ayer una declaración unilateral de independencia tras el referéndum ilegal del 1 de octubre para propiciar un diálogo con el gobierno español, que lo rechazó de plano. “Asumo (...) el mandato de que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república”, dijo Puigdemont en una histórica comparecencia ante el Parlamento regional. Y acto seguido, agregó: “El gobierno de Cataluña y yo mismo proponemos que el Parlamento suspenda los efectos de la declaración de independencia con tal de que en las próximas semanas emprendamos un diálogo, sin el cual no es posible llegar a una solución acordada”. El gobierno conservador de Mariano Rajoy rechazó inmediatamente esa “declaración implícita” de independencia. Horas antes de lo que se consideraba que sería la declaración de Independencia ante el Parlamento catalán desde el gobierno español habían recomendado que no hiciera nada irreversible. “Quiero pedirle al señor Puigdemont que no haga nada irreversible, que no emprenda ningún camino que no tenga vuelta, que no lleve a cabo ninguna declaración unilateral de independencia, que vuelva a la legalidad”, dijeron. “Europa ha dicho con toda claridad que no aceptará una declaración de independencia de Cataluña”, añadió el portavoz, amparándose en los apoyos exteriores recibidos por el gobierno de Mariano Rajoy. “Por lo tanto, no hay que hacer nada que al final no tenga efectos”, insistieron. Sin embargo, los socios del gobierno independentista, el partido de extrema izquierda de la CUP cuyos 10 diputados son claves, reprocharon a Puigdemont que se “había perdido una oportunidad”. “Creíamos que hoy tocaba hacer eso, proclamar solemnemente una república catalana, y a lo mejor hemos perdido una ocasión”, dijo la diputada de la CUP Anna Gabriel. “No se puede suspender una declaración que no se ha tomado”, le reprochó Miquel Iceta, del opositor Partido Socialista de Cataluña (PSC).s