Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124905
Continúa la medida de no innovar

Familias del predio del Bº 17 de agosto comenzarán a declarar en el juzgado

Son 67 grupos familiares que permanecen en el predio. El abogado del dueño del lugar asegura que en dos semanas habría definiciones.

A tres meses de la toma de un terreno del barrio 17 de agosto, 67 familias fueron citadas ayer por la Justicia para empezar las declaraciones en el Juzgado Correccional Nº 2, ubicado en Buenos Aires 428. En este contexto, NORTE de Corrientes visitó el asentamiento y conversó con las familias, quienes aseguraron que fueron citados por la Justicia para declarar y estiman que las declaraciones llevarán al menos dos semanas y después de ello habrá seis días hábiles para que se determine cuál será la resolución del juzgado. De este modo resaltaron que hace tres meses están en el asentamiento y no cuentan con ningún servicio básico ni tampoco pueden construir en el lugar, debido a la orden de no innovar que dispuso la Justicia. Es así que las familias aseguran que deben solicitar ayuda a los vecinos de las viviendas cercanas para que les den agua o que les ayuden con alimentos no perecederos. Asimismo, los okupas que se encuentran actualmente en el asentamiento contaron que constantemente hay una guardia policial en la esquina del predio para evitar cualquier tipo de conflicto entre las familias del lugar o con personas del barrio. Cuando llegaron eran casi 100 grupos familiares los que habían ingresado al predio, pero en la actualidad son 67 los que están viviendo allí. “La mayoría de las familias están viviendo en el predio porque no tienen vivienda, algunos alquilaban y desde que se metieron en el predio no tienen a dónde ir, la Justicia no nos deja siquiera tener los servicios básicos porque está la orden vigente de no innovar”, resaltó Lorena, vecina del asentamiento. A lo que agregó: “Estamos cumpliendo con todo lo que impuso la Justicia pero no podemos dejar el predio porque no tenemos dónde vivir”. De este modo, Rubén Leiva, el abogado del dueño del predio, comentó a este medio que las familias deberán declarar ante la Justicia y luego de las declaraciones se va a determinar qué medidas se van a tomar. “Los okupas no pueden construir ni tampoco hacer conexiones de servicios básicos porque hay una medida de no innovar que está vigente y mi cliente quiere que se realice el desalojo porque es un terreno privado”, resaltó Leiva. Finalmente, los vecinos del asentamiento aseguraron que continuarán resistiendo y que están arreglando de a poco algunas casillas que armaron con chapas, cartones y bolsas, ya que con el último temporal perdieron las pocas cosas que tenían en el lugar. El lunes iniciarán las declaraciones y estiman que éstas demandarán hasta dos semanas para culminar.s