Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124959
Críticas de padres a directivos de la Escuela del Centenario

Médicos aseguran que el efecto residual del veneno puede extenderse por 15 días

Algunos de los alumnos afectados vuelven a presentar síntomas y se encuentran bajo tratamiento. No enviarán a los chicos hasta el martes.

A una semana de la intoxicación de 22 chicos de la Escuela Nº 3 Del Centenario los padres y tutores volvieron a manifestar su malestar y preocupación ya que aseguran que con los altos

COR131017-007F02.JPG

porcentajes de humedad y las lloviznas de los últimos días el olor de la piretrina, el insecticida que se utilizó para la fumigación, persiste en las aulas. En este contexto, NORTE de Corrientes dialogó con los padres quienes comentaron que hasta el martes inclusive no mandarán a sus hijos al establecimiento. Durante las jornadas del miércoles y jueves pasados algunos de los niños que fueron intoxicados la semana anterior tuvieron que regresar al hospital y otros fueron atendidos por sus pediatras particulares porque el olor al veneno persiste y los niños volvieron a tener los síntomas. Dolor de cabeza, náuseas y vómitos son algunos de los síntomas que presentaron los niños nuevamente en la jornada del miércoles y ayer. Según contaron los tutores los médicos y especialistas aseguraron que el efecto residual de los insecticidas de estas características pueden extenderse en el lugar hasta 15 días por lo que les recomiendan que no los envíen hasta que pasen esta cantidad de días. Sin embargo, los directivos no dan información al respecto y el malestar de los tutores es tal que se están organizando para solicitar que se haga una importante limpieza para ayudar a que no persista el olor y continúe la intoxicación. De este modo, los tutores mencionaron que esperan que los directivos den explicaciones y más que nada tomen cartas en el asunto ya que el olor persiste y los síntomas en los niños afectados regresaron. “Estamos muy preocupados porque no nos dan ningún tipo de respuestas, los chicos tuvieron que regresar al hospital y a sus médicos particulares y los directivos no hacen nada al respecto”, resaltó Alfredo, papá de una niña que va a 2º grado. Por su parte, Ramona, mamá de un alumno de 3er. grado contó que los directivos no dan explicaciones con respecto a los trabajos de limpieza que solicitamos los padres para que el olor culmine y los chicos puedan regresar a clases con normalidad. Ante esta situación y la preocupación de los padres, los tutores irán el martes para exigir respuestas a los directivos ya que quieren que se haga una limpieza profunda en todo el establecimiento para que el olor se pueda disipar y que los alumnos puedan dar clases con normalidad sin tener ningún problema de salud. “Los niños no quieren ir a la escuela porque los chicos se siguen descomponiendo y tienen miedo”, resaltaron.s