Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/125195
Las fisuras se registran en una parte del Club Náutico

Erosión de la costa de Goya hace peligrar el muro de defensa

La provincia entregó 200 mil pesos para la reparación. Convocan a empresas e ingenieros para que aporten ayuda y reduzcan los costos.

COR181017-011F01.JPG

Se estudiaron diferentes acciones para detener el avance del resquebrajamiento que fue detectado a principios de octubre en las defensas del Club Náutico de la ciudad de Goya, tras la bajante del río Paraná. Al verificar la situación, que pone en riesgo a la ciudad, las autoridades de la institución pidieron un subsidio a la Provincia para reparar las defensas. El mismo fue otorgado por Lotería Correntina por un valor de 400 mil pesos. Pero ante la importancia y costo de los trabajos en la costa del río, las autoridades del Club Náutico están convocando a empresas goyanas, ingenieros, arquitectos y a quienes entiendan en la materia, para que otorguen ayuda y puedan reducir costos y ampliar la visión de la obra. Las fisuras en las defensas de la sede náutica goyana miden cuatro centímetros de ancho y dejan ver una erosión por debajo, aunque las autoridades descartaron que haya peligro de derrumbe. Pablo Mastrángelo, integrante de la comisión directiva, explicó que el Gobierno de la Provincia otorgó el subsidio de 400 mil pesos para arreglos en las defensas de la institución, pero que igualmente deben pedir colaboración a la comunidad. Santiago Macol, presidente del Club Náutico, añadió: “La institución no puede afrontar esta obra. Tuvimos que pedir un subsidio a la Provincia y obtuvimos una rápida respuesta. La ayuda será entregada en dos etapas, nos dieron $200 mil y una vez que rindamos la documentación por su utilización, en 90 días aproximadamente nos darán los otros 200 mil”. Por su parte, Mastrángelo aportó: “Estamos teniendo un problema de erosión de un sector de la defensa Sur, más precisamente donde antes funcionaba el restorán del club. Este problema surgió con posterioridad a la inundación que tuvimos un par de años atrás, cuando el agua realmente sobrepasó el sector del club, y hasta el salón ha quedado con agua. La fuerza de la corriente ha hecho que se erosione parte del sector de la defensa Sur. Cuando el agua bajó notamos la grieta, que tiende a agravarse. Por ese motivo tomamos las medidas necesarias para solucionar esta cuestión para que no se agrave. Ya hemos consultado a dos empresas del medio y a ingenieros para que nos den una solución definitiva y se planteen distintas alternativas. Esto no quiere decir que exista un peligro inminente, ni nada grave para la ciudad. Simplemente que al existir esta grieta, si no tomamos las medidas necesarias y vuelve a crecer el río, puede producir un socavado y derrumbarse la parte superior”, según se difundió en el espacio televisivo “Panorama Local”.

Etapa para trabajar

La bajante del río Paraná facilita las tareas de reparación, y los técnicos consideran que éste es el momento oportuno para iniciar las obras. El retroceso del nivel del agua mejora las condiciones para la implementación de maquinaria y el movimiento de suelo que requiere el trabajo y también posibilita observar la magnitud de las fisuras en la base. “Actualmente, toda la zona de la defensa costera está fuera del agua, entonces éste es el momento oportuno para trabajar. Esto se lo planteamos al Gobierno provincial, ya que hay etapas estacionales del año en las que no se podrían llevar a cabo las tareas, por eso la urgencia. Apelamos a la población de Goya para que nos ayude y dar distintos puntos de vista para encontrar una mejor solución y la salida más económica para esta circunstancia. Cualquier ayuda que puedan sumar al subsidio, hasta un camión de tierra, será bienvenida”, añadió Mastrángelo. La situación no es nueva en el sector costero, ya que en marzo de este año los responsables del Programa Defensas de Goya (Prodego) explicaron que se inició una remoción de las defensas provisorias de la ciudad y retiraron tierra en la zona detrás del muro del Club Náutico. Esto generó preocupación vecinal debido a la posible falta de resistencia de los muros de defensa.s