Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/125232
La obra estaría lista en 45 días

Comenzó la última etapa del trabajo provisorio para unir Esquina con Goya

Están armando las tres pilas de hormigón que van a ser el sostén de los tres puentes Bailey, que tendrán 36 metros y medio de largo cada uno.

COR191017-010F01.JPG

Operarios de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) prosiguen los trabajos en la zona del arroyo Guazú, en el kilómetro 713 de la Ruta Nacional 12, para restablecer la unión vial entre Esquina y Goya. En el lugar colapsó el puente sobre la carretera nacional el 8 de julio de este año. La obra consiste en la instalación de puentes Bailey para subsanar de manera provisoria la desconexión. Mientras tanto, el cruce entre ambas localidades se realiza a través de lanchas que proceden al traslado de pasajeros desde ambas orillas del curso fluvial. En esta semana, los trabajadores y técnicos están armando las tres pilas de hormigón que van a ser el sostén de los tres puentes Bailey, de 36 metros y medio de largo cada uno. La tarea se realiza para avanzar con un desvío vial en la zona. “Ésta será la última etapa de este proyecto; es una tarea difícil porque hay que hacer una pila casi en el centro del cauce hídrico y va a demandar entre 40 y 45 días hábiles si el tiempo lo permite”, explicó el ingeniero José Andriani, jefe regional de Obras de la DNV. De esta manera comenzó la última etapa de este proyecto, y se hormigonaron los pilotes del lado Sur, con una profundidad de 24 metros. El desvío de tránsito provisorio tendrá una longitud de 500 metros de largo, que será sólo en un sentido de circulación y estará instalado aguas abajo, paralelo a la estructura colapsada. El desvío estará conformado por un terraplén de piedra, tres puentes contiguos tipo Bailey y pilas de hormigón que funcionarán como soportes. El paso de vehículos se realizará alternando el sentido de circulación. En medio, aumenta el número de personas que intentan cruzar a diario el arroyo. En un principio lo hacían 200 personas por día y ahora esta cifra se quintuplicó. Así, más de mil personas cruzaron en lancha el arroyo Guazú el sábado pasado, en vísperas del Día de la Madre. El cruce en lanchas entre Esquina y Goya presentó un intenso incremento, y se estima que el mayor volumen de movimiento se registró entre las 6.15 y las 13. Al respecto, el encargado de las tareas en la zona, Enrique Almirón, dijo que el cruce está funcionando normalmente y se trabaja en horario corrido hasta las 18. Sólo se interrumpió el sábado de 13 a 14 para que los operarios se alimenten, según informó Actualidad Esquina. En paralelo, el llamado a licitación para construir el puente definitivo se iniciará el 6 de noviembre.s