Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/126264
Reclaman arreglos

Queja vecinal por las bocas de tormenta en mal estado

Rotos y peligrosos se encuentran los desagues en distintas zonas.

COR131117-008F01.JPG

Sin rejillas y con el concreto roto se encuentran las bocas de tormenta en numerosas zonas de la ciudad, lo que genera peligro para los peatones y el tránsito. Uno de ellos se encuentra en la esquina de San Martín y Salta, sobre el cordón de la vereda de la escuela Hipólito Yrigoyen y el Jardín Semillitas. “Es un peligro porque los hierros están salidos y doblados hacia arriba y puede lastimar a cualquiera que pase por ahí. Ni siquiera ponen una cinta o algún cartel para advertir el peligro. Está abierto y los chicos cuando salen de la escuela pasan por ahí, hay amontonamiento y pueden caerse o cortarse”, comentó una vecina a NORTE de Corrientes. Otra de las alcantarillas rotas se encuentra en Carlos Pellegrini y España. Los vecinos colocaron dos maderas para advertir a los transeúntes del bache. “La verdad, es un peligro. A la noche hay poca luz y no se ve que no tiene tapa. El hueco está muy expuesto y que alguien se caiga es cuestión de tiempo. Pedimos que se realice el mantenimiento adecuado antes de que ocurra un accidente”, señaló otra vecina. Eso sucedió meses atrás en el barrio Cambá Cuá, cuando una mujer cayó en un registro de cloaca que tenía la tapa rota en la esquina de San Luis y Belgrano, y quedó atrapada. Tuvo que ser rescatada por bomberos y asistida por el personal sanitario. También, en mayo pasado una pequeña niña de dos años, cayó a una alcantarilla abierta en la esquina de la avenida Teniente Ibáñez en su intersección con calle Córdoba, jurisdicción del barrio Sur. La pequeña solo tuvo golpes leves. Por ello, los vecinos piden arreglos para evitar nuevos accidentes de este tipo en la ciudad.s