Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/127900
Gabriel Romero

"La mayoría de los artistas agrega un cero en su cachet para el chamamé"

El funcionario dijo que negociar el monto a pagar a los músicos y sus grupos es lo más complejo, porque es difícil poner precio al arte.

COR221217-013F01.JPG

“Las negociaciones con los artistas siguen siendo la parte más difícil de la organización de un encuentro de tamaña envergadura como es la Fiesta Nacional del Chamamé”, dijo a NORTE de Corrientes el presidente del Instituto de Cultura, Gabriel Romero. En la edición 2018, que iniciará el 12 de enero próximo y finalizará el 21, no habrá grandes nombres nacionales como sucedió en ediciones anteriores. De todas maneras, la pelea por el cachet es una complicación que se da todos los años. Artistas que en otros escenarios cobran una suma determinada -dijo- para este escenario en particular suman un cero más. Así, hay quienes en el Festival de Puerto Tirol cobran $80.000 y para la Fiesta Nacional $120.000. Otros, pasaron un cachet de $300.000 más IVA y hubo quienes se pusieron tan duros que, sino tienen un cheque por $80.000 no suben al escenario. “Las dificultades se presentan porque reconozco, es muy difícil ponerle precio al arte, pero muchos pierden todo tipo de consideraciones”, agregó. “Es cierto que muchas veces los artistas nacionales, como el caso de Soledad Pastorutti que suele ser muy criticada por su cachet, se presenta en Corrientes. Pero lo que no se tiene en cuenta es que generalmente estos números los pagaba Nación, no la organización de Corrientes”, destacó Romero. Este problema no existirá en la edición 2018 de la Fiesta Nacional, donde los artistas correntinos deberán levantar y convocar al público por sí solos. No habrá grandes nombres nacionales excepto el regreso de Ofelia Leiva, Ramona Galarza, Ricardo “Tito” Gómez, María Ofelia, como así también Lito Vitale y Lito Nebbia. Esta decisión, según explicó el funcionario provincial, nada tuvo que ver con el recorte presupuestario sino con la decisión de volver a las raíces y vivir la Experiencia Chamamé; eslogan bajo el cual se desarrollará en esta oportunidad el encuentro chamamecero. Uno de los ausentes en esta edición será Raúl Barboza, que por un problema familiar no podrá estar. “La verdad es que desde hace tiempo venimos escuchando las críticas de los artistas no sólo sobre el cachet de los músicos de trascendencia nacional, sino de la presentación de los mismos; sobre todo de aquellos que no hacen chamamé y fueron convocados para interpretar nuestra música. Eso hizo que este año no convocáramos a otras figuras y conformáramos una grilla que incluirá entre 18 y 20 artistas correntinos en cada una de las noches”, dijo Romero a este medio. Corrientes recibirá artistas que proceden de toda la geografía chamamecera. La curaduría de la fiesta realizó un laborioso trabajo de composición buscando articular la confluencia de todos los estilos e improntas, voces e instrumentistas destacados, y dando un espacio a una interesante franja de renovación. La fiesta que comenzó a diagramarse en abril pasado hoy cuenta con pocas semanas antes de su apertura. “Es una fiesta que excede al Gobernador de la Provincia, aunque debo confesar que la grilla -por lo menos la provisoria- fue vista tanto por el actual gobernador, Gustavo Valdés, como por el senador provincial y ex gobernador Ricardo Colombi”, confesó el funcionario provincial.