Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/127949

Mensajes controversiales

No hay datos precisos, pero en un recuento rápido, serían casi 200 funcionarios políticos, quizás más, en la Municipalidad. ¿Y el compromiso de austeridad?

Ayer a la madrugada, en la última sesión del año, la Cámara de Diputados de la Nación convirtió en ley el proyecto de Consenso Fiscal que la administración de Mauricio Macri había acordado previamente con 23 de los 24 gobernadores (el único que no firmó fue Alberto Rodríguez Saá, de San Luis) y que establece pautas de austeridad para que las provincias mantengan constante el gasto público, en sintonía con la evolución de la inflación. También pone fin a la litigiosidad entre Nación y provincias por disputas en materia tributaria. En definitiva, es parte del complejo entramado de medidas que consensuaron los mandatarios para un nuevo reparto de la torta de recursos, con el compromiso conjunto de achicar el déficit fiscal. Resulta paradójico, ayer en el Concejo Deliberante de esta ciudad se aprobó el nuevo organigrama de la Intendencia y contempla el doble de funcionarios políticos. Son casi 200.

Mensajes controversiales de dos administraciones que, supuestamente, impulsan la idea del “cambio”. Por ejemplo, Macri que tiene el gabinete más grande y recargado de la historia política argentina, insta a achicar el gasto público, aunque no ha bajado en nada el personal político. No ha tocado ninguna área ni redujo la plantilla jerárquica. De hecho, las versiones periodísticas hablan de que el macrismo tiene 3.200 parientes en distintas esferas del Estado. Hermanos, primos, esposas, cuñados y una larga lista de entenados que consiguieron trabajo con Cambiemos. Del mismo modo, aquí en Corrientes el flamante intendente Eduardo Tassano amplió la estructura administrativa del Departamento Ejecutivo Municipal a límites nunca vistos, como Macri también hace historia en la materia y tiene el gabinete ampliado más grande que se haya conocido. El nuevo organigrama, que aprobó ayer el Concejo Deliberante, establece 9 secretarías, 35 subsecretarías y un puñado de direcciones (entre tres y cuatro) por cada subsecretaría. No hay datos precisos, pero en un recuento rápido, serían casi 200 funcionarios políticos, quizás más. ¿Cómo funciona en este caso, el compromiso de austeridad? El entonces gobernador Horacio Ricardo Colombi estampó su firma en ese acuerdo y hasta donde se sabe el intendente Tassano es parte del equipo, debería ser consciente de la necesidad de achicar el gasto público, sin embargo está haciendo todo lo contrario. A mayor cantidad de funcionarios políticos, mayor costo para la Tesorería. Lo pagan los vecinos, que dicho sea de paso, ayer recibieron otra mala noticia por parte de deliberativo municipal, se aprobó la tarifaria con un incremento del 30% en los tributos. Más extraño resulta todo al ventilarse el hecho de que la Intendencia decidió hacer un censo para conocer dónde y cómo trabaja cada uno de los 7.000 empleados municipales. El relevamiento, que por ahora es voluntario, comenzó ayer con buena aceptación por parte de la plantilla. No obstante, no deja de llamar la atención que la misma gestión que es dispendiosa en los nombramientos del personal jerárquico, tiene recelo con los empleados rasos. Si están haciendo un censo es porque buscan detectar agentes prescindibles y áreas que se pueden ajustar. Ya en 2005, cuando asumió el entonces intendente Carlos José Vignolo, también hizo un censo para conocer las dimensiones de la plantilla. Nunca se supo, exactamente, el resultado ni tampoco las derivaciones de esa tarea. Lo concreto es que la Municipalidad capitalina cada vez tiene más personal. ¿Alcanzará la caja? La preocupación de la Casa Rosada, que pide acompañamiento con la reducción del déficit fiscal, por el momento no encuentra reflejo acorde en la Municipalidad de Corrientes, adonde también llegaron con el discurso y las banderas de Cambiemos.s