Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/128068
Crisis polÍtica en el gobierno peruano

Fujimori agradece el indulto humanitario y aboga por reconciliación

La noticia de la liberación del ex presidente cayó mal. Ocurrió dos días después que el Congreso desestimara la destitución de Kczinski.

El ex presidente de Perú Alberto Fujimori difundió ayer un video, en el que le agradece al actual mandatario peruano, Pedro Pablo Kuczynski, haberle otorgado hace dos días el indulto humanitario y pide perdón a los compatriotas que defraudó durante su presidencia. “Soy consciente que los resultados durante mi gobierno de una parte fueron bien recibidos. Pero reconozco por otro lado que he defraudado también a otros compatriotas. A ellos les pido perdón de todo corazón”, afirmó el ex jefe de Estado que hasta el domingo pasado estuvo detenido tras ser condenado a 25 años por crímenes de lesa humanidad y corrupción. En un contexto de masivas protestas en rechazo a su liberación, Fujimori difundió a través de su cuenta oficial en Facebook un video grabado en la habitación de la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Centenario, en Pueblo Libre, donde permanece internado. La noticia de la liberación de Fujimori provocó una crisis política en el gobierno de Kuczynski, sobre todo porque ocurrió apenas días después de que el Congreso peruano desestimara su destitución con la abstención determinante de un sector del partido Fuerza Popular, que dirige Keiko Fujimori, hija del ex mandatario. En su mensaje de esta mañana, Fujimori aseguró que la medida ordenada por Kuczynski le sorprendió y le causó “un fuerte impacto en el que se mezclan sentimientos de extrema alegría y al mismo tiempo de pesares”. No obstante, le agradeció al presidente la medida. “Muchas gracias, presidente Kuczynski, por este gesto magnánimo que me ha reconfortado. Desde este lugar me aúno a las esperanzas de todos los que luchan por la grandeza del país. Porque para los peruanos, el Perú está primero”, señaló. En el mensaje de algo menos de dos minutos, Fujimori se comprometió a “apoyar decididamente el llamado (del presidente) a la reconciliación”. El lunes por la noche, Kuczynski defendió en un mensaje al país la medida que puso en libertad al ex mandatario, aunque reconoció que esa decisión fue “quizás la más difícil de mi vida”. En paralelo a las masivas movilizaciones que se desarrollaban en rechazo a la liberación de Fujimori, el mandatario pidió tranquilidad y sostuvo que el beneficiado “contribuyó al desarrollo de la nación”. “No nos dejemos llevar por el odio, no paralicemos nuestro país, pasemos esta página y trabajemos juntos por nuestro futuro”, reclamó Kuczynski durante el mensaje televisado. “La justicia no es venganza. Las heridas abiertas sólo podrán cicatrizarse a partir de un esfuerzo reconciliador”, agregó el mandatario, que dijo que sus palabras estaban dirigidas sobre todo a los más jóvenes.s