Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/128077
Preocupación por el alto consumo

Cada fin de semana ingresan 15 jóvenes por alcohol o drogas al Hospital Vidal

La edad promedio es de entre 17 y 21 años. Llegan con cuadros de deshidratación y trastorno de la conciencia. Muchos se vuelven violentos.

Las adicciones, sean por sustancias legales o ilegales, continúan su avance en la sociedad y se convierten en un flagelo para la salud pública. La situación preocupa más cuando el alto consumo afecta a los jóvenes. En el Hospital José Ramón Vidal asisten a un promedio de 15 adolescentes por fin de semana por intoxicación con alcohol o drogas. Tienen entre 17 y 21 años y son trasladados hasta la Guardia por amigos que también se encuentran bajo los efectos de las sustancias. “Los fines de semana es natural ver chicos con intoxicaciones alcohólicas o por drogas no legales. Ingresan alrededor de 15 jóvenes de entre 17 y 21 años, con signos de deshidratación y pérdida de consciencia por el consumo desmedido”, señaló el director del nosocomio ubicado en el barrio San Martín, Horacio Sotelo. El ingreso a la Guardia de los adolescentes con alto consumo de drogas y alcohol es mayor en esta época de vacaciones y festejos. “El calor, cambio de temporada primavera - verano y los fines de semana son un combo explosivo para la Guardia. También llega gente intoxicada que llevan al amigo a la Guardia demandando una atención rápida, causando severo trastornos, insultos, rotura del mobiliario del hospital”, dijo Sotelo y agregó que los pacientes “no se pueden sostener en pie y llegan traídos por los amigos que tampoco se pueden mantener en pie”.

menores

La situación se torna alarmante en el Hospital Pediátrico Juan Pablo II, donde se registra un ingreso de 50 niños al mes por problemas relacionados con el alto consumo de drogas y alcohol. Desde el nosocomio informaron que la ingesta se inicia alrededor de los 8 años y que a los 10 se vuelve problemática. Las sustancias más consumidas son alcohol, la pastilla benzodiasepina (psicotrópico), marihuana y cocaína. Las “mezclas” son comunes: pastillas con bebidas alcohólicas, cocaína con hipoglucemiantes. El Servicio de Adicciones se encuentra en el predio del Pediátrico, en inmediaciones de la Emergencia.

Consumo

Este año, el Sedronar volvió a presentar un informe sobre consumos problemáticos a nivel nacional y registró estadísticas preocupantes, sobre todo, en menores de entre 12 y 17 años. A partir del estudio, se pudo comprobar el aumento del consumo de sustancias ilícitas y abuso de alcohol en jóvenes de entre 12 y 17 años. El 50% de los menores encuestados probó alcohol en el último mes. Entre niños y adolescentes, el consumo de alguna sustancia ilícita se incrementó un 146%. s