Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/128146
Un clásico de cada verano en Corrientes

Miles de usuarios en seis barrios de la Capital sufrieron extensos cortes de luz

Los apagones se extendieron por más de diez horas. En algunos casos el servicio se normalizó el mediodía de ayer, pero con baja tensión.

COR291217-005F01.JPG

Los cortes de luz y las bajas de tensión siguen siendo motivo de quejas de los vecinos de diversos barrios de la ciudad. Con las altas temperaturas los cables se recalientan, los fusibles se queman, los transformadores quedan fuera de servicio o inclusive se incendian. Los vecinos de los barrios Cremonte, Lomas, Jardín, Santa Rita, Pirayuí, San Marcelo contaron a NORTE de Corrientes que en la noche del miércoles se interrumpió el servicio y recién volvió al mediodía de ayer. Lo que parecía un alivio cuando se restableció el servicio tornó en una pesadilla porque la energía eléctrica se restableció pero con bajas de tensión, al punto que los pobladores de diversas zonas tuvieron que desenchufar todos los artefactos para evitar la quema de los mismos. En todos los casos, los problemas se multiplican, hay quema de fusibles y cables e inconvenientes en los transformadores. Las quejas son infinitas y las soluciones escasas ya que aseguran que la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) no sólo no atiende de manera personalizada los reclamos sino que además en muchos casos son los mismos vecinos los que se acercan hacia una de las sedes de la empresa, ubicada sobre la avenida Maipú para exigir atención. En este sentido, los vecinos mencionaron que estuvieron más de 10 horas sin el suministro eléctrico en los barrios antes mencionados y pese a los reiterados reclamos no tuvieron respuestas inmediatas por parte de la empresa. En la mayoría de estos barrios la falta de inversiones perjudica a los vecinos que ante las altas temperaturas exceden la demanda de energía eléctrica y esto hace colapsar las fases, los fusibles y generar recalentamiento de cables en los transformadores. Por su parte, los vecinos del barrio Lomas y Santa Rita afirmaron que hace años que tienen bajas de tensión y reiterados cortes de luz durante el verano ante la sobrecarga que tiene el sistema en estos barrios. Desde la Dpec reconocen que en muchos barrios hay problemas porque la mayoría no paga la luz, no tiene medidor y las conexiones son clandestinas por lo que terminan perjudicando a todo el barrio. El recalentamiento de calles se da porque hay mucha sobrecarga en las conexiones y afirmaron que ante la cantidad de denuncias es muy difícil solucionar todos los problemas en un par de horas. Los vecinos de los diversos barrios aseguran que la falta de inversiones son las principales causas por la cual se producen constantes cortes de luz y bajas de tensión. “Si recorren los barrios se van a dar cuenta de la cantidad de cables que están remendados, nos dicen que tenemos que tener una conexión subterráneo y no aérea pero que no tienen los cables ni las herramientas necesarias para realizar estos trabajos”, resaltó una vecina del barrio Lomas. Por su parte, desde el barrio Santa Rita, remarcaron que los problemas energéticos son constantes y con la llegada de las altas temperaturas se incrementaron aún más. “Es necesario que se hagan inversiones porque los problemas persisten hace años y se hacen remiendos y no se dan las soluciones definitivas y pasamos muchas horas sin luz o con bajas de tensión”. s