Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/128147

La inflación de los inocentes

Una vez sancionado el presupuesto anual cambiaron la meta inflacionaria. Ya no corren los pronósticos de 8%, 10% ni 12%. Feliz Día de los Iinocentes.

El gobierno de Mauricio Macri volvió a correr el arco de lugar, no es la primera vez. Desde el 2015 cuando accedió al poder y hasta la fecha, especialmente en el año inicial, la administración de Cambiemos tuvo que modificar en varias ocasiones sus metas económicas, algunas ni siquiera se aproximaron a lo deseado, es el caso -por ejemplo- de las inversiones que hasta hoy no han llegado. Con la inflación pasará lo mismo, la reducción del índice a menos de un dígito anual que prometieron para 2019, el último año de mandato de Macri, ahora se pasó para 2020, es decir para cuando el ingeniero ya no esté en el poder, ¿o sí? Como sea, más allá de quién esté o no en el futuro, lo verdaderamente importante es que el Gobierno nacional reformuló la proyección inflacionaria para 2018, pasó a casi el doble. Llaman la atención los números, pero también la forma como lo hizo.

El miércoles a última hora, la Cámara de Senadores de la Nación aprobó, luego de un largo debate, el proyecto de Presupuesto Nacional 2018, que ya tenía media sanción de la Cámara de Diputados. Ayer a la mañana, apenas un par de horas después de la sanción de la ley, el Gobierno salió a corregir sus metas inflacionarias. Mejor dicho, unificó los pronósticos y los acercó a la percepción generalizada del mercado. Ahora el equipo económico de Macri dice que la inflación del año que viene será del 15%. Supuestamente, todos están de acuerdo en esa cifra. El problema es que el resto de la sociedad mira con desconfianza esta nueva proyección; hay razones de sobra. Resulta que hasta hace unos días, el mismo miércoles sin ir muy lejos, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) daba una proyección inflacionaria de entre el 8% y el 12%, mientras tanto el proyecto de Presupuesto Anual que el Gobierno mandó al Congreso de la Nación para su tratamiento contemplaba una inflación del 15,7%. ¿Cuál de las dos era válida? A todo esto el relevamiento de expectativas del empresariado (que hace el propio Banco Central) daba una proyección inflacionaria de 16,6%. Ninguna coincidencia. En la víspera de Navidad, este diario reflejó el resultado de una encuesta que una consultora hizo a 150 ejecutivos de empresas de primer nivel en la Argentina, quienes vaticinaron que para fines de 2018 la inflación estaría por encima de los 15 puntos y el dólar en una cotización de entre 22 y 24 pesos. Era un secreto a voces que la meta del Gobierno, de Hacienda o del Banco Central, no se iba a cumplir. Entonces ¿por qué siguieron insistiendo con una proyección que estaba desactualizada? Claramente fue una maniobra para no preocupar a la ciudadanía y facilitar la aprobación del Presupuesto. Una trampita, y van... Ayer, una vez sancionado el Presupuesto anual 2018, salieron a escena el jefe de Gabinete Marcos Peña; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el ministro de Finanzas, Luis Caputo y el presidente del Banco Central, Federico Sturzzenegger, para decir que la nueva meta inflacionaria es de 15%. Ya no corren los pronósticos de 8%, 10% ni 12%. Aquellos que se quedaron con esos pronósticos viejos: feliz Día de los Inocentes. El cambio agitó las aguas en el mercado cambiario y el dólar norteamericano se disparó a $19,45. Completó diez días de suba consecutiva y los pronósticos anuncian que seguirá adelante hasta llegar a $20. Dicho sea de paso, ésa es la meta que se fijó el Gobierno en el Presupuesto que se acaba de aprobar en el Congreso. Feliz Día de los Inocentes (bis). En lo que respecta a la inflación los cambios de meta alargan la espera de un tiempo mejor. Ahora se retrasó todo un año: de 10% pasará a 15% en 2018 y de 5% subirá a 10% para 2019; el prometido 5% de inflación llegaría en 2020. ¿Se puede creer?s