Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/128194
Juan pedro sorribes

“La Cofradía es un pacto implícito entre músicos, con códigos de barrio”

El 4 de enero próximo se presentará en el salón de la sociedad rural de curuzú cuatiá, junto a julio regúnaga, autor de esta nueva propuesta.

JUANCITO GUENAGA

Con el nombre de Cofradía los artistas Juan Pedro Sorribes y Julio Regúnaga se presentarán el jueves 4 de enero en la sala de cine de la Sociedad Rural de Curuzú Cuatiá (Berón de Astrada 765), a las 21.30. Será un “desconcierto”, tal cual la denominan ellos. Ante esta iniciativa, NORTE de Corrientes dialogó con Juan Pedro Sorribes al respecto. —¿Por qué “La Cofradía”? ¿Cómo nace esta idea? —La Cofradía nace por iniciativa de Julio Regúnaga, quién nos impulsó a ser parte de algo que va más allá de la música, como un pacto implícito entre músicos, con ciertos códigos de barrio, donde la solidaridad entre los cofrades es la esencia de la misma. Y dónde la perfección artística es nuestro norte; en realidad es un norte utópico, porque sabemos que el único perfecto es Dios. Pero de eso se trata el arte, el arte es tratar de acariciar la perfección, para así poder emocionar a la gente que nos escucha y nos sigue. —¿Por qué con Julio Regúnaga? —Porque es un gran músico y un amigo incondicional, porque es el hijo de Kutú y el sobrino de Rodolfo, porque canta muy bien, compone, ejecuta más de tres instrumentos, arregla y sobre todo tiene buena onda, es optimista y empujador. Porque conoció y compartió lindos momentos con mi padre, Quique. ¡Qué más te puedo decir! Estoy agradecido a la vida por habérmelo cruzado en el camino y poder hacer música con el gran Julio Regúnaga. —¿Habrán otros músicos? —Sí, de hecho, todos son parte de La Cofradía, mi amigo Emiliano Centis Escribano, talentoso y joven músico de Curuzú. También confirmó su presencia el excelente guitarrista Sebastián González, mientras que en estos días terminaremos de sumar un músico más. No queremos dejar de destacar que hay muchas personas trabajando intensamente en la producción de este espectáculo, a quienes estamos eternamente agradecidos, ellos son: Guadalupe Güenaga, Moncho Güenaga, Ricardo Merino, Facundo Brítez, Leandro Ramírez del Valle y Tin Díaz Galeano. —Para quienes vayan a escucharlos ¿con qué espectáculo se van a encontrar? —Se van a encontrar con un espectáculo totalmente desestructurado, Regúnaga y Sorribes en desconcierto, tratando de llevar el “living de nuestra casa” al escenario. Con la conducción de Coco Flores contando y cantando nuestra historia, no sólo chamamé, habrá sorpresas; por eso no queremos entrar mucho en detalle. —¿Qué canciones van a realizar? ¿Cuál es el estilo que proponen? —Chamamé canción, tangos, boleros, melódicos y todo lo que podamos llegar a preparar en estos días de intenso ensayo. Pero, sobre todo, siendo fieles a los temas que cantamos en el día a día, de entre casa con amigos, y con la pasión con la que siempre hacemos música. —¿Lo vienen pensando desde hace tiempo al espectáculo? —La idea salió, como suele pasar, en una reunión de amigos, hace tres semanas. Estábamos con Moncho Güenaga y Richi Merino, y sabíamos que teníamos todo lo que hay que tener para llevar a cabo un concierto como este: amigos de fierro. —¿Desde cuándo vienen ensayando? —Hemos musiqueado muchas veces, pero el ensayo general lo comenzaremos cuando termine el festival curuzucuateño y podamos enfocarnos sólo en esto. Ya que vamos paso a paso, y estamos ensayando para lo de este fin de semana, que es lo primero. —¿Es una idea que piensan conservar en el tiempo o una propuesta temporal? —La respuesta a esa pregunta no la sabemos, en este momento sólo estamos pensando en el 4 de enero. Por otro lado, cada uno está trabajando en su disco y en sus actuaciones de enero. No sabemos cuándo la vida nos va a volver a juntar para producir algo juntos, sin dudas que será un placer si se llegase a dar. Lo único de lo que estamos seguros es que sabemos que el otro siempre está, dispuesto a sumar en lo que sea, desde lo más complejo -como arreglar un disco- hasta lo más sencillo -como prestar un instrumento-. Desde estar en una consola de sonido hasta difundir cosas en las redes sociales y medios de comunicación. Sabemos que existe una fraternidad, como una gran familia, de eso se trata esta cofradía. Finalmente, el reconocido artista agradeció a todas las casas comerciales y amigos que hacen que esta propuesta artística sea posible, y al intendente de Curuzú Cuatiá; y agregó: “Los esperamos el 4 de enero para celebrar la música”.s